Hornazo salmantino. Receta de Semana Santa

Síguenos

hornazo

Esta receta de hornazo salmantino me la pasó mi amiga Rosa, una charra de pies a cabeza que sabe un montón de cocina. Me gustó mucho descubrir esta receta, tanto por su sabor, que es espectacular, como por la historia que esconde detrás. El hornazo de Salamanca es la merienda típica del Lunes de aguas, ocho días después de Pascua, y conmemora el fin de la época de recogimiento y abstinencia que significa la Semana Santa.

Actualmente es una celebración que se aprovecha para acudir con la familia y amigos al campo para pasar un día de ocio y diversión, pero en sus orígenes, que se remontan a la época de Felipe II, el Lunes de aguas significaba el fin de la abstinencia carnal para los estudiantes, los cuales atravesaban el rio Tormes para ir en busca de las “mozas” que los estaban esperando. Me encantan estas historias sobre los orígenes de una receta.

Ingredientes para un molde de 25×35 cm

  • 500 g de harina de fuerza, 20 g de levadura de panadería, 1 taza de agua, 1 huevo, 100 g de manteca, sal, 150 g de chorizo, 150 g de salchichón, 150 g de jamón serrano, 150 g de lomo de cerdo ibérico en filetes (puede ser adobado o fresco).

Cómo hacer hornazo salmantino

Empezamos preparando la masa de arranque, para ello mezclamos la levadura con media taza de agua templada y una taza de harina. Amasamos hasta que esté todo unido, lo tapamos con un paño de algodón y lo dejamos en un lugar sin corrientes de aire, hasta que fermente y doble su medida.

Una vez que la masa de arranque fermente, en un bol grande mezclamos el resto de la harina con la sal, formar un hueco en el centro al que añadiremos la manteca ablandada y la masa de arranque. Amasamos añadiendo el resto de agua templada poco a poco, hasta obtener una masa elástica y suave que no se pegue a los dedos. Volvemos a tapar con un paño y esperamos a que doble su medida.

Volvemos a amasar la masa durante un minuto. Cogemos la mitad de ella y la extendemos sobre una bandeja previamente engrasada. Sobre ella colocamos una capa de chorizo, otra de salchichón, otra de jamón y terminamos con una capa de lomo de cerdo.

pasoapaso

Extendemos el resto de masa y cubrimos con ella la masa de la bandeja, cerrando bien los bordes. Esa capa de masa superior podemos decorarla al gusto, usando un cortador especial para formar un enrejado o dejándola lisa y formando iniciales con la masa que recortemos al cerrar al bordes.

Dejaremos de nuevo que aumente su medida, aproximadamente una hora. Con un tenedor pinchamos la parte superior para que no se formen bolsas. Pintamos la superficie con un huevo batido y cocemos el hornazo a horno precalentado a 180º durante, aproximadamente, tres cuartos de hora. Tiene que quedar bien dorado.

Tiempo de elaboración | 4 horas
Dificultad | Media

Degustación

Esta receta de hornazo salmantino es un plato bastante completo, por eso sirve estupendamente para una comida si se acompaña con una ensalada. La he preparado tanto para el mediodía como para una cena, seguro que no dejaréis ni las migas de ella. Mi hijo es fan de esta receta. Eso sí, no la sirváis recién salida del horno, mejor fría o templada, porque si no llena muchísimo.

En Directo al Paladar | Cómo hacer flores fritas. Receta de Semana Santa
En Directo al Paladar | Caramel en escabeche. Recea de Semana Santa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios