Receta de huevos al plato con ropa vieja

Sigue a

Huevo al plato con ropa vieja - presentación

Quien tiene un cocido tiene un tesoro, porque con lo que sobra de prepararlo se pueden cocinar un sinfín de deliciosos y suculentos platos. El caldo lo suelo reservar siempre para hacer un arroz al horno, pero la carne sobrante da mucho juego a la imaginación, y el resultado es esta receta de huevos al plato con ropa vieja.

Una sabrosa y sencilla receta de aprovechamiento, ideal para una cena de emergencia en la que te apetece comer bien sin cocinar demasiado. Además, el resto de ingredientes son de esos que siempre tienes por casa.

Ingredientes para 2 personas

Sobras del cocido (garbanzos, patata, ternera, pollo…), 400gr de tomate frito, 2 huevos, 1 cebolla y un poco de pimentón dulce.

Huevos al plato con ropa vieja - ingredientes

Cómo hacer huevo al plato con ropa vieja

Como decía, es una receta rápida y sencilla de preparar. Lo primero es hacer la ropa vieja, que también puede darse el caso de que os sobrara ropa vieja de la cena anterior, y en ese caso podéis omitir este paso.

Para ello, doramos una cebolla cortada en juliana en la sartén, con un chorrito de aceite de oliva, luego añadimos el pimentón y removemos, para finalmente añadir las sobras del cocido desmenuzadas. Si vemos que queda un poco seco, podemos echar otro chorrito de aceite.

Hasta aquí, la ropa vieja. Ahora vertemos el tomate frito en la sartén, removemos un poco y dejamos que el sabor del tomate impregne bien a la carne antes de repartir la mezcla en dos cazuelas de barro.

Por último, abrimos un huevo sobre cada cazuela de barro y horneamos durante 8 o 10 minutos a 200º, dependiendo de cómo de hecha queremos que esté la yema. Se recomienda servir con una buena cantidad de pan, porque es de esos platos para mojar y rebañar.

Huevos al plato con ropa vieja - elaboración

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Para describir los huevos al plato con ropa vieja lo mejor sería recurrir a sonidos guturales mientras salivo al recordar su sabor. Pero como solo tengo las palabras para expresarme y convenceros, os diré que me he comido yo solito las dos raciones que he preparado.

En Directo al Paladar | Huevos al plato sin plato
En Directo al Paladar | Arroz con ropa vieja

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios