Bollitos suecos de Santa Lucía. Receta de Navidad

Síguenos

Panecillos de Santa Lucía

En mi familia siempre hemos seguido a rajatabla esa máxima que afirma que el desayuno es la comida más importante del día, y me gusta tener productos caseros para acompañar el café y la leche. La repostería siempre es una buena opción, aunque cuando tengo tiempo prefiero hornear masas de panadería. En casa nos gustan los panecillos que podemos combina con dulce o salado según el gusto de cada uno. Por ejemplo, con estos bollitos suecos de Santa Lucía, ideales para Navidad.

Los descubrí hace unos años buscando recetas para probar en fechas navideñas. Son unos panecillos de origen sueco que se preparan para festejar el día de Santa Lucía, el día 13 de diciembre. La leyenda cuenta que la santa apareció en la noche más larga del año, según el calendario gregoriano, trayendo luz, calor, comida y vino para reconfortar en las horas más frías. Nosotros podemos unirnos a la celebración preparando los tradicionales panecillos, caracterizados por sus curiosas formas y el color y aroma que aporta el azafrán a la masa.

Ingredientes para unas 10 unidades

  • 250 ml de leche, 20 gr de levadura fresca de panadería, unas hebras de azafrán, 100 gr de mantequilla sin sal derretida, 500 gr de harina de fuerza, 1/2 cucharadita de sal fina, 50 gr de azúcar, un puñado de pasas, 1 huevo.

Cómo hacer bollitos suecos de Santa Lucía

Calentar la leche ligeramente, hasta dejarla tibia. Desmenuzar la levadura fresca por encima, añadir las hebras de azafrán y mezclar bien, hasta que comience a coger un color amarillo. Dejar reposar 10 minutos. Mientras tanto, mezclar en un recipiente amplio la harina con la sal, el azúcar y un puñado de uvas pasas, y formar un hueco en el centro. Incorporar la mantequilla a la de leche. Echar la mezclar en el hueco de la harina y mezclar todo bien. Amasar durante unos 10-15 minutos, hasta conseguir una masa suave, homogénea y elástica. Formar un bola, poner en un cuenco engrasado y tapar con film o un paño húmedo. Dejar levar hasta que doble su tamaño.

Cuano la masa haya crecido bien, deshincharla con suavidad y amasar ligeramente de nuevo. Dividir en pequeñas porciones del mismo tamaño, unas 10 o 12, y amasar cada una ligeramente. Para conseguir la forma más típica y sencilla de estos bollitos, hay que que estirar cada porción en un cilindro fino, y enrrollar cada extremo sobre sí mismo en direcciones contrarias, hasta formar una especie de S. Repartir los panecillos en una o dos bandejas engrasadas. Batir ligeramente el huevo y pintarlos con un pincel. Colocar una uva pasa en cada extremo, tapar y dejar levar unos 30-60 minutos.

Precalentar el horno mientras tanto a 200ºC. Cuando los bollitos hayan crecido un poco, volver a pintarlos con el huevo batido, con mucha suavidad. Se pueden decorar con azúcar perlado, azúcar normal o dejarlos tal cual. Bajar la temperatura a 180ºC y hornearlos a media altura durante unos 20-25 minutos, hasta que se hayan dorado bien y al golpear la base suene a hueco. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla antes de guardarlos, o servirlos templados.

Bollitos de Santa Lucía. Pasos

Tiempo de elaboración | 1 hora más los levados
Dificultad | Media

Degustación

Los bollitos suecos de Santa Lucía pueden ser un estupendo desayuno o merienda. Gracias a su miga tierna, su dulzor suave y su especial aroma, son deliciosos por sí mismos, pero para los más golosos no es mala idea acompañarlos de mantequilla, mermelada o un buen chorro de miel.

En Directo al Paladar | Panecillos de calabaza con arándanos rojos
En Directo al Paladar | Receta de panecillos para el desayuno

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios