Sigue a Directo al Paladar

Cocoles de anís 1

México tiene mucha variedad de panes dulces, como estos cocoles de anís que hoy nos presenta Gabriela, Clavo y Canela. A lo largo y ancho de toda la república se puede saborear exquisitos panes artesanales, donde se observa claramente la fusión de cultura indígena y europea.

Desde antes de la conquista ya se elaboraban tortitas a base de harina de maíz, amaranto o chía, mezclados con miel, lo cual utilizaban en ceremonias para ofrendar a sus dioses y dar gracias por la cosecha. Con la llegada de los españoles vino el trigo, con lo que se desarrolló la panadería mexicana. Aparte de la influencia española, también está la francesa, ya que durante el gobierno de Porfirio Díaz la panadería y pastelería francesa eran las favoritas en México.

Ingredientes

  • Para la masa: 220g agua, 1 cucharadita de anís, 50g piloncillo (panela), 60g mantequilla, 5g sal, 500g harina, 15g levadura fresca (o 5g seca), 2 huevos, 50g azúcar.
  • Para decorar: 1 huevo para pintar, semillas de sésamo (ajonjolí) para espolvorear (esto es opcional).

Cómo hacer cocoles de anís

Llevar a fuego el piloncillo junto con el agua para derretirlo —el piloncillo es como melaza sólida— luego colarlo para retirar impurezas. Agregar una cucharadita de de anís y regresar a fuego, hervir 2 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar.

En la cubeta de la amasadora colocar los demás ingredientes, poco a poco ir agregando el agua de anís con piloncillo hasta formar una masa. Amasar por 10 minutos. Se deja descansar la masa tapada por 1 hora.

Cocoles anís 2

Terminado el descanso separar en bollos de 70 a 80 gramos, bolearlos y dar forma alargada oprimiendo los extremos. Aplanarlos y colocar en bandeja rociadas con aceite aerosol. Se deja descansar por 45 minutos. Pintar con huevo y espolvorear con semillas de ajonjolí (sésamo). Por último, llevar a horno 180°C hasta que estén cocidos y dorados.

Degustación

Estos panes que les presento, los cocoles de anís, son panes dulces muy sabrosos. En México hay variedades según la zona y pueden ir decorados o no, es al criterio del panadero. Eso sí, vayan decorados o no, son siempre deliciosos.

clavo y canela



Paraguaya residente en México, Gabriela considera que la cocina es arte y que el arte está al alcance de todos: una preciosa filosofía para alguien que nos enseña en su blog “Gabriela, Clavo y Canela” recetas tradicionales de los paises en los que ha vivido, así como la fusión (el arte) que introduce en su cocina gracias, precisamente, a su experiencia de trotamundos (también vivió unos años en Brasil).

En Directo al Paladar | Chiles rellenos de queso. Receta mexicana
En Directo al Paladar | Sopes de pollo y chorizo. Receta mexicana

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario