Casi la mitad del orégano que consumimos está adulterado con hojas de olivo, asegura un informe de la Comisión Europea

Casi la mitad del orégano que consumimos está adulterado con hojas de olivo, asegura un informe de la Comisión Europea
Sin comentarios

La Comisión Europea ha publicado la mayor investigación realizada hasta la fecha sobre la comercialización de hierbas aromáticas y especias en los 21 países de la UE, más Noruega y Suiza. Y las conclusiones son preocupantes.

De las 1885 muestras de especias analizadas, a la venta en toda Europa, un 17 % no eran lo que decían ser. Pero hay grandes diferencias entre diferentes productos.

De largo, la hierba aromática donde se comete más fraude es el orégano: el 48% de las muestras eran sospechosas de fraude, en su mayoría porque se mezclaba la hierba aromática con hojas de olivo.

Le siguen en volumen de fraudes la pimienta (17%), el comino (14%), la cúrcuma (11%), el azafrán (11%) y el pimentón (6%). Además, en el 2% de las muestras de se localizaron colorantes no autorizados.

Especias

Los peligros para la salud son limitados

Como explica la Comisión en el informe, “las hierbas y especias culinarias son un producto comercializado a nivel mundial con una cadena de suministro compleja, que incluye muchos pasos antes de llegar a los usuarios finales, es decir, la industria de la alimentación y la hostelería y los consumidores”.

Es debido a esta complejidad de la cadena de distribición, explican las autoridades europeas, que “existen múltiples oportunidades para adulterar hierbas aromáticas y especias para mejorar los beneficios económicos”.

La mayor parte de los fraudes detectados corresponden a material vegetal no declarado. Esto, en general, no causa problemas de salud, aunque puede ser un riesgo, por ejemplo, para las personas sensibles o alérgicas a esas otras especies botánicas que no están correctamente etiquetadas.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Lo más grave es que en un 2% de las muestras analizadas se detectaron colorantes no autorizados. En una muestra, incluso, se detectó un alto nivel de cromato de plomo, un compuesto altamente tóxico que se suele utilizar para la fabricación de pinturas.

Además, en dos muestras de comino, 45 de orégano y cuatro de pimiento, los compuestos de cobre están por encima de los límites máximos de residuos permitidos por las leyes europeas.

La Comisión insta a la inspección de salud y la industria alimentaria a utilizar estos nuevos datos para reforzar las medidas preventivas para combatir el fraude alimentario, aunque reconoce que el informe no señala una tendencia específica con respecto a la tasa de posibles manipulaciones fraudulentas a lo largo de la cadena de suministro. La picaresca se extiende a lo largo de toda la cadena aunque, eso sí, se centra más en unas especias que en otras.

Imágenes | iStock
En Directo al Paladar | Cómo usar en cocina las ocho mezclas de especias más importantes de la gastronomía En Directo al Paladar | Las nueve hierbas aromáticas que no pueden faltar en tu despensa

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio