La decisión del parlamento de Noruega que puede hacer que suba (mucho) el precio del salmón

La decisión del parlamento de Noruega que puede hacer que suba (mucho) el precio del salmón
Sin comentarios

Si la merluza reina entre los pescados blancos, el salmón es sin duda el pescado azul más popular. Saludable, versátil, sabroso y fácil de cocinar, prácticamente todo el salmón fresco o congelado que consumimos proviene de Noruega, pero llegan malas noticias del mar del Norte para los consumidores europeos y de todo el mundo. El precio del salmón noruego podría dispararse en los próximos meses debido a un impuesto aprobado recientemente en Oslo.

También la trucha procedente de este país podría incrementar su coste si finalmente se pone en marcha el impuesto aprobado el pasado mes de septiembre por el parlamento de Noruega, que ya ha puesto en alerta a toda Europa. En un contexto de crisis económica derivada de la alta inflación acumulada con multitud de alimentos que han subido de precio, los expertos analistas del sector ya prevén que en 2023 comeremos menos salmón y apostaremos aún más por el bacalao en todas sus formas.

La decisión tomada por los políticos de Oslo responde al interés por proteger los recursos naturales de su país, o, al menos, de hacer que quienes más los explotan paguen más por ello. Así, el objetivo de este impuesto es penalizar a las grandes empresas dedicadas a la cría de salmón y trucha, aunque solo a aquellas que produzcan más de 4.000 o 5.000 toneladas anuales.

Noruega es el mayor productor y exportador de salmón de acuicultura de todo el mundo, del que incluso depende un país como Japón en el que el salmón ocupa un lugar central en su gastronomía, precisamente por la influencia noruega a la hora de elaborar sushi con el rojizo pescado. Actualmente es casi un icono de este plato a nivel internacional, pues es además de los más baratos.

Salmon Noruego2

O lo era hasta ahora, pues, de aplicarse el impuesto, se estima que el precio de estos pescados podría elevarse de forma más que considerable para los bolsillos del consumidor. Noruega ha desarrollado una avanzada industria de acuicultura utilizando la gélidas aguas del mar del Norte y los fiordos naturales para cultivar estos animales, y el gobierno quiere gravar su explotación con un 40 % de impuesto extra.

Como señalan en 'El Periódico', el gravamen podría repercutir en una subida del precio de dos maneras; bien por trasladar el aumento de los costes al coste final del producto, bien por reducir la producción total de estos pescados, lo que conllevaría una lógica escalada del precio.

Las mejores recetas de Directo al paladar (Cocina)

Fotos | valeria_aksakova y Racool_studio - en Freepik
En DAP | 17 recetas de salmón fresco deliciosas
En DAP | El salmón que comes no debería ser tan naranja (pero este pigmento de su pienso le da el color)

Temas
Inicio