Los jóvenes rurales están revolucionando el TikTok chino (y hacen millones vendiendo fruta y verdura en la red social)

Los jóvenes rurales están revolucionando el TikTok chino (y hacen millones vendiendo fruta y verdura en la red social)
Sin comentarios

Cuando abrimos TikTok en España encontramos un flujo constante de adolescentes bailando. No faltan estos contenidos en su versión china –conocida allí como Douyin–, pero entre los bailes encontramos numerosos vídeos de jóvenes que cuentan su día a día en el campo. Y algunos de ellos son auténticos influencers, que están amasando una fortuna por compartir sus vivencias rurales y, en ocasiones, vendiendo directamente la producción a sus seguidores.

Como explica Selina Xu en un reportaje publicando en Bloomberg, uno de estos influencers rurales, conocido como Hermano Granada, facturó el pasado año 300 millones de yuanes (casi 40 millones de euros) vendiendo fruta. Con su vídeo más exitoso llegó a ganar 780.000 euros en solo 20 minutos.

Según datos de Douyin –que es la aplicación más descargada del mundo–, los ingresos generados por los creadores de contenido rurales en la plataforma se han multiplicado por 15 en el último año. Los agricultores de la China de interior venden sus productos directamente a los consumidores de las ciudades, gracias a retransmisiones en directo y pequeños vídeos.

Me los quitan de las manos

Hermano Granada, de nombre en pinyin Jin Guowei, está especializado en vender, obviamente, granadas. Pero hay perfiles para todos los gustos.

Ma Gongzuo es apicultor y tiene casi un millón de seguidores. En su caso el negocio no está basado en la venta directa del producto, si no en la creación de contenidos –como en casi todas las plataformas de este tipo, Douyin reparte dividendos a los creadores de más éxito– en los que se ofrece un escaparate de la vida en la china rural.

Más de la mitad de los 'influencers' son jovenes urbanitas que han regresado al campo

En sus vídeos Gonzuo sale extrayendo miel de sus colmenas, pero también pescando, pelando guisantes o cavando zanjas. Unas actividades que no siempre realizó pues, como muchos de sus compañeros de red social, es lo que se conoce en China como anxiang qingnian, literalmente “joven retornado”: una masa cada vez más importante de treintañeros que están regresando al campo. Según Douyin, más de la mitad de sus influencers rurales pertenecen a esta categoría.

Gonzuo regreso a su pueblo después de un intento fallido de administrar, en la ciudad, un negocio de venta de ropa online. “Todos dijeron que no servía para nada cuando vieron que regresaba”, explicó Gonzuo a AFP. “Nos dicen que solo podemos salir de la pobreza si estudiamos y conseguimos un trabajo en una ciudad”.

Ahora, gracias a sus vídeos publicados en Douyin, este treintañero ha ganado lo suficiente para tener un buen coche, una casa y ayudar a su familia y vecinos en sus negocios.

Vuelta al campo

El porcentaje de la población rural china era del 89,36 % en 1949, antes de la revolución comunista. Tras esta, el maoismo impulsó fervientemente el urbanismo y, en 2018, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas china, la cifra bajo al 40,42%. Pero, como ha ocurrido en otros lugares del mundo, la covid-19 ha provocado un importante éxodo urbano.

Según explica Xu en Bloomberg, más de 23 millones de trabajadores asentados en las ciudades han regresado al pueblo para teletrabajar desde allí. Pero, además, el confinamiento provocó una aumento de la demanda de productos agrícolas, pues los chinos urbanitas, poco acostumbrados a cocinar en casa, se vieron obligados a preparse su propia comida. La demanda online de alimentos frescos se disparó, una gran oportunidad para muchos emprendedores rurales, en la que las redes sociales como Douyin han jugado un papel decisivo.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Esta dinámica, a su vez, ha aumentado el interés de los chinos de las ciudades por la vida en el campo. Todas las plataformas de streaming de China están repletas de vídeos de granjeros mostrando sus quehaceres diarios. Existe incluso una red social, Kuaishou –una de las mayores plataformas de retransmisión de vídeo del mundo y la cuarta red social más grande de China (competidora directa de Douyin)–, que ha cimentado su éxito en la China rural con un polémico sistema de patrocinios.

Siempre que se mantengan en lo costumbrista, estos contenidos cuentan, además, con el respaldo del Partido Comunista, que ve con buenos ojos la descongestión de las ciudades y el fortalecimiento de la economía rural. Según un grupo de investigadores de la Universidad Agrícola de China el comercio electrónico rural crecerá un 61,3% hasta 2025 cuando se espera de trabajo a 3,5 millones de personas.

En Directo al Paladar | Las 15 mejores recetas de comida china de Directo al Paladar para celebrar el Año del Buey
En Directo al Paladar | La madre valenciana que triunfa en TikTok criticando paellas: “Madre de la virgen del amor hermoso, ¡cebolla!”

Temas
Inicio