Publicidad

¿Navidades sin marisco ni pescado? El temporal y el calendario complican las compras de última hora, pero hay alternativas

¿Navidades sin marisco ni pescado? El temporal y el calendario complican las compras de última hora, pero hay alternativas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El pasado viernes nuestro pescadero era muy claro: quien no haya comprado ya el pescado y marisco para Nochebuena la semana que viene lo va a tener claro. Sin duda, está siendo una Navidad complicada para adquirir pescado y marisco pero ¿tan mal está la cosa?

Tradicionalmente, los días 23 y 24 de diciembre encontramos las pescaderías llenas de género para satisfacer a los consumidores que dejan las compras para última hora, pero este año vamos a ver mucho menos marisco y pescado fresco, y el que queda está mucho más caro, ya que gran parte de la flota pesquera no ha podido faenar debido al temporal. El hecho de que la Nochebuena caiga en martes –con el tiempo escaso para que lleguen las capturas del lunes– complica aún más las cosas.

Visitamos el madrileño mercado de Chamberí para comprobar que, en efecto, el género es más escaso que en otras navidades, y los precios mayores. “Está fatal”, sentencia Gabriel Sierra, de la pescadería La sirena de roca, que ha estado en Mercamadrid esta madrugada. “No hay prácticamente nada, y lo poco que hay está muchísimo más caro”. –“¿Cuánto?”, preguntamos. –“Como un 15 % caro que otras navidades, que comparado con el resto del año es una locura”.

Como nos explica Jesús Álvarez, de Pescados Tetuán, el temporal se ha notado más en el pescado que en el marisco y lleva escaseando semanas, sobre todo en lo que respecta a las capturas propias del norte, como la merluza, que está carísima.

Pescaderia1 El marisco congelado será la única opción para muchas familias.

Una situación que no favorece a los pescaderos

Como explica a Directo al Paladar Mª Luisa Álvarez Blanco, directora gerente de la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados (Fedepesca), los productos tradicionales de estas fechas, como son el besugo, la merluza de pincho o el marisco se han disparado de precio por el temporal, pero esto no significa que haya un problema de desabastecimiento.

“No hay ningún problema para comer pescado y marisco en Navidad, ahora, si vamos buscar un clásico como el besugo lo vas a encontrar a precios desorbitados”, explica Álvarez. Lo mismo ocurre, apunta, con la merluza de pincho: “Una merluza de pincho de Burela no va a ser fácil de encontrar y va a ser muy cara. Pero si te gusta la tenemos”.

Aunque pudiéramos pensar que el desorbitado precio de algunos pescados favorece a los detallistas, ocurre todo lo contrario. “La gente se cree que cuando el producto está más caro más ganamos, pero no es verdad, los márgenes son más ajustados”, explica la directora de Fedepesca. “A los detallistas no nos conviene nada. Especialmente en esta época los clientes tienen compromisos, quieren quedar bien, y quieren estar a la altura, pero cuando lo precios son tan caros puedes no vender todo lo que has comprado, y esto te puede arruinar la campaña navideña”.

Pescaderia3 Lubina y dorada son la mejor opción para disfrutar de pescado estas fiestas.

Las mejores alternativas

Pero ¿qué comprar sin gastarse una pasta? Algunas especies no suben especialmente de precio en navidades, y no desmerecen en nada a los productos tradicionales. Como nos explican los pescaderos del mercado de Chamberí tanto lubina como dorada tienen un precio similar al de todo el año. En concreto, la lubina salvaje está en plena temporada, y se puede encontrar sin problemas estos días por en torno a 15 euros, un precio más que interesante.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Álvarez nos explica también que hay buenas corvinas, que se están vendiendo bastante, y el atún se puede comprar “con cierta facilidad”. Siempre se puede optar, además, por un buen bacalao salado, cuyo precio también se mantiene estable. “En mi casa hacemos bacalao con garbanzos y coliflor, un plato muy típico en Galicia, que pude ser desalado y lo puedes haber comprado hace más tiempo”, explica la directora de Fedepesca.

En cuanto al marisco, se puede ahorrar mucho dinero comprando el marisco congelado o ya cocido –que se suele preparar a partir de congelado– pero si quieres marisco vivo prepárate para rascarte el bolsillo.

En Directo al Paladar | Siete pescados fáciles de comer y catorce recetas para disfrutarlos
En Directo al Paladar | 33 recetas rápidas, fáciles y deliciosas de pescado para cenas ligeras

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios