Suspenden de empleo y sueldo a 18 trabajadoras de un catering por negarse a usar cofia: "es un símbolo de degradación femenina"

Suspenden de empleo y sueldo a 18 trabajadoras de un catering por negarse a usar cofia: "es un símbolo de degradación femenina"
Sin comentarios

La empresa valenciana Servicios Logísticos de Catering ha suspendido de empleo y sueldo a 18 trabajadoras durante 14 días por negarse a ponerse una cofia justo antes de empezar un servicio en una boda, la cual se desarrolló con normalidad. La oganización sindical UGT considera que es una sanción sexista y desproporcionada y ha recurrido vía jurídica la medida.

Según declaraciones de una de las trabajadoras afectadas al diaro valenciano Levante, hace pocas semanas se introdujeron cambios al uniforme habitual que siempre solían utilizar, añadiendo el tocado al mismo, dirigido exclusivamente al personal femenino.

La compañía de catering niega el supuesto trato sexista, y ha asegurado a EFE que se trata de una empresa "moderna, flexible y dirigida por una mujer". Además, desde la empresa puntualizan que no es realmente una cofia, sino una diadema, un complemento estético que "refuerza la higiene". Además, afirman que las trabajadoras se negaron a ponérsela, sin dialogar, "a 20 minutos de entrar los novios".

Para UGT, se llame cofia o diadema, es un complemento claramente clasista y sexista, que además "vulnera la legislación que regula los planes de igualdad", puesto que a los hombres no se les ha pedido llevar nada en la cabeza. El argumento de la higiene queda pues en entredicho, pues los empleados masculinos con pelo largo tan solo lo llevan recogido, sin más complementos.

La cofia, como describe el historiador Francisco de Sousa Congosto en su obra Introducción a la historia de la indumentaria en España, ha sido un tocado de tela ajustado a la cabeza muy presente en la indumentaria desde época medieval, que ha evolucionado a lo largo de los siglos con distintas formas y tamaños. Inicialmente empleado por hombres y mujeres, se convirtió en patrimonio exclusivo de mujeres para quedar finalmente vinculado al uniforme de las doncellas o criadas domésticas de las clases pudientes, así como de las enfermeras, como mero adorno.

El sindicato considera que la sanción, en todo caso, es desproporcionada y que antes tendría que haberse priorizado la negociación y el diálogo para alcanzar un acuerdo entre las partes.

Introducción a la historia de la indumentaria en España: 231 (Fundamentos)

Imagen | iStock
En DAP | De "mujeres que guisan" a empresarias: profesionales de éxito no ven tanto machismo en el sector pero sí desigualdades a superar
En DAP | De Mesopotamia a la Guía Michelin: la historia de las mujeres en la cocina es la historia del machismo

Temas
Inicio