Compartir
Publicidad

El queso de Gamonedo o Gamunéu

El queso de Gamonedo o Gamunéu
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia es que el queso de "Gamonéu" o Gamonedo ha sido incluido en la lista de alimentos de calidad amparados por la UE. En esta lista hay actualmente unos 800 productos que cuentan con el reconocimiento de la UE por su calidad. La lista incluye denominaciones de origen protegidas (DOP), IGPs y las denominadas «especialidades tradicionales garantizadas».

El queso de Gamonéu, que se elabora en los puertos de montaña de los concejos de Onís y Cangas de Onís, en el parque nacional de los Picos de Europa y su entorno más inmediato, es uno de los más cotizados del mundo. Existen dos variedades: el gamonéu del valle y el gamonéu del puerto. El Principado ha apostado fuerte por la segunda variedad, la que más peligro corría de desaparecer.

En España este queso está definido como un un queso graso, madurado, de corteza natural, elaborado con leche de vaca, oveja y cabra, o con mezclas de dos o de los tres tipos de leche indicados, ligeramente ahumado y con leves afloraciones verde-azuladas de penicillium cerca de los bordes.

gamoneu.jpg

La leche utilizada para la elaboración de los quesos protegidos será leche de diferentes razas y especies, bovina, ovina, y caprina. Todas ellas de Asturias, de diferentes zonas, es especial de la zona pirenaica.

El queso se caracteriza por una forma cilíndrica con caras sensiblemente planas, una altura entre 6 y 15 cm. Pesa entre 0,5 y 7 Kgs, con un diámetro: entre10 y 30 cm.

Debe tener unas caracteristicas químicas marcadas por un mínimo de grasa del 45%. Un 25 % de mínimo de proteínas. Con una humedad mínima del 30% y un pH entre 5,5 y 6,5.

En cata, este queso debe dar una consistencia de la pasta dura o semi-dura, firme y friable ya que al cortarlo se desmenuza fácilmente. Ojos irregularmente repartidos y de pequeño tamaño.

Su color en el interior es blanco o blanco-amarillento, con leves afloraciones verde-azuladas de Penicillium cerca de los bordes. En el exterior su coloración es claramente peculiar ya que se produce como consecuencia del ahumado lo que le da un color siena tostado que posteriormente durante su estancia en cuevas o bodegas al poblarse de hongos adquiere tonalidades rojizas, verdosas y azuladas.

Internamente debe ser abierto, con oquedades de origen mecánico.

Su sabor presenta un predominio suave de humo y ligeramente picante. En boca evoluciona a mantecoso y con regusto persistente a avellanas.

Su aroma presenta suaves toques de humo, es limpio y penetrante. Aumenta con la maduración.

Vía | Ine.es Más información | Consejo regulador En Directo al Paladar | Queso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos