Compartir
Publicidad

La cocina canadiense

La cocina canadiense
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Canadá ha conseguido con mayor éxito que Estados Unidos que su gastronomía sea una unión de la cocina aborigen con la cocina de las diferentes comunidades de colonos que fueron llegando a esas tierras a lo largo de los siglos, sobre todo de los franceses y los ingleses.

Así, que lejos de ser pobre y poco variada, es diversa y sabrosa, se pueden degustar, platos con ingredientes realmente sorprendentes para nosotros, como por ejemplo la carne de venado, alce y búfalo, diferentes tipos de pescado tanto de agua dulce como salada, foca y lenguas de bacalao.

En algunas regiones como la Columbia británica, se conservan las tradiciones culinarias del país de origen de los emigrantes, en especial las de los ingleses. Los canadienses de origen francés fueron los principales creadores de la historia culinaria del país. A ellos se debe el hábito de la salazón y el ahumado de carnes y pescados, sobre todo de la anguila y del cerdo (el tocino era su alimento básico), así como el secado de legumbres y frutas (las manzanas de modo especial). Uno de los primeros platos creados en los hogares franceses fue la pièce tourtière (empanada de carne), que en un principio se comía en Nochebuena y se hacía con piezas de caza y que luego se rellenó con tocino magro, especiado y encurtido. También se designa con ese nombre un pâté de ave o de caza.

Otro plato típico canadiense es el sipaille (del inglés sea-pie), especie de budín que antes se hacía con pescado y ahora con carne e incluso con frutas (especialmente con arándanos). Los canadienses consumen mucho pescado de mar y de río y comen más carne y más caza que los ciudadanos de Estados Unidos. La pea-soup (sopa de guisantes con carne de cerdo) fue antaño un plato muy práctico para gentes que quedaban aisladas mucho tiempo por las nieves invernales; ahora se continúa haciendo, con otros ingredientes.

No hay que olvidar tampoco el fruit de pickle (frutas confitadas en vinagre de sidra y con especias), las perdices estofadas rellenas con ostras (relleno que a veces se sustituye por champiñones o setas), el Canadian succotash (legumbres secas o en conserva que se cuecen con mantequilla, durante el invierno) y el jarabe de arce.

En Directo al Paladar | La cocina portuguesa En Directo al Paladar | Nouvelle cuisine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio