Compartir
Publicidad
Publicidad

Marruecos, mitología de sus dulces tradicionales.

Marruecos, mitología de sus dulces tradicionales.
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Marruecos, las comidas tiene como colofón la fruta fresca, por lo que existen escasos postres y dulces tradicionales, no obstante, en el ámbito doméstico se sirve el budín de arroz y la malhalabia, un budín de crema de almendras.

El yogurt también se consume como postre y se degusta mezclando con azúcar o miel, aunque no se emplea en otros platos. Sin embargo, cuando las frutas se sirven en los banquetes, algunos cocineros son muy imaginativos en su presentación, ya que utilizan agua de azahar y de rosas y las adornan con almendras, nueces u hojas de menta.

Los higos frescos, la sandía, las naranjas, los melocotones y los plátanos se realzan con un toque que los convierte en tentadores postres. Las pastas marroquíes se asemejan a las de Oriente Medio, aunque son completamente diferentes en cuanto a su forma, la ghoriba es una pasta que se encuentra en Oriente Medio hasta Marruecos en diferentes formas.

En Marruecos se prepara una especie de pasta que difieren en cierta medida de las baklawas, aunque también resultan deliciosas.

Las similitudes en lo que respecta a las pasta se centran en los ingredientes empleados, las almendras aparecen a menudo, especialmente molidas, el azúcar lustre, la canela, el agua de rosas y de azahar, la cáscara de limón y la miel son ingredientes muy populares, que también se emplean aunque en menor medida, nueces, dátiles, higos secos, semillas de sésamo y pistacho.

Las frutas y las almendras hacen su aparición en los sharbats, unas deliciosas mezclas a base de leche, el sharbats de almendras, aromatizado con agua de rosas es uno de lo mejores. Asimismo se preparan sharbats con manzanas, uvas, fresas, y aguacates, los zumos de frutas naranjas, uvas, granada y sandía se aromatizan con aguas de flores aromáticas y una pizca de canela molida, ingredientes muy marroquíes, estas bebidas son muy importantes ya que el alcohol está prohibido por el Corán.

Otra bebida procedente de Arabia es el agua perfumada con fragantes vapores, para ello se añade unos granos de goma arábica en un brasero de carbón y se coloca al revés una jarra de cerámica no esmaltada sobre el fragante humo que queda aromatizado, cuando esta jarra porosa se llena de agua, el agua se enfría por evaporación y absorbe la fragancia, sin embargo ninguna de estas bebidas llega a alcanzar la popularidad del té a la menta, cuya supremacía es absoluta.

En Directo al Paladar | La cocina marroquí y su historia En Directo al Paladar | Berenjenas al estilo marroquí

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos