Compartir
Publicidad

Muere Anthony Bourdain, el chef que contó al mundo la cara oculta de la gastronomía

Muere Anthony Bourdain, el chef que contó al mundo la cara oculta de la gastronomía
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

“Con enorme tristeza, podemos confirmar la muerte de nuestro amigo y colega, Anthony Bourdain”, ha informado la CNN, cadena para la que trabajaba el conocido chef, en un comunicado. “Su amor por la aventura, los nuevos amigos y la buena comida y bebida y sus historias extraordinarias sobre el mundo lo convirtieron en un narrador único. Sus talentos nunca dejaron de sorprendernos y lo extrañaremos mucho”.

El cocinero, que tenía 61 años, fue encontrado por su amigo y también cocinero Eric Ripert sin conocimiento en su habitación de un hotel en Estrasburgo, donde estaba grabando los próximos episodios de la serie Parts Unknown. La propia CNN ha confirmado que se trata de un suicidio.

Bourdain trabajó durante décadas como cocinero en diferentes restaurantes de Nueva York hasta que, en la década de los 90, llegó a dirigir la cocina del restaurante Brasserie Les Halles. Tras ocho años comandando los fogones del restaurante envió un artículo no solicitado a The New Yorker sobre los entresijos del mundo de la cocina. Para su sorpresa, la revista decidió publicarlo con el título No comas antes de leer esto. Fue un tremendo éxito y las editoriales se pusieron en contacto con él para que contara toda su experiencia en un libro.

Nació así Kitchen Confidential, traducido en España como Confesiones de un chef, un libro que le catapultó a la fama y le hizo un hueco en los mass media, primero como conductor del programa No Reservations en Travel Channel, en el que recorría el mundo buscando platos y restaurantes desconocidos y, a partir de 2012, como presentador estrella de la CNN.

Bourdain

La dura vida del cocinero

En Confesiones de un chef Bourdain mostró la realidad que se cuece en las cocinas de los restaurantes, lo que los comensales seguramente preferirían no saber sobre cómo se trabaja entre fogones, calor, explotación laboral, y manipulaciones de la comida no siempre confesables. Pero también describió su propio calvario, el abuso de las drogas, incluida su propia lucha contra la cocaína en los años ochenta, y su inclinación por el alcohol.

Al aceptar el premio Peabody en 2013, Bourdain describió la forma en que se acercaba a su trabajo actual: “Hacemos preguntas muy simples: ¿Qué te hace feliz? ¿Qué comes? ¿Qué te gusta cocinar? Y en todas partes del mundo vamos y hacemos estas preguntas muy simples. Las respuestas son realmente asombrosas”.

Quedaban muchas respuestas que quedarán sin contestación. Bourdain se ha quitado la vida y nos recuerda, por si hacía falta, que tenemos un problema con la mayor causa de muerte no natural de la que nadie habla. ¿Hasta cuándo dejará de ser el suicidio un tabú y empezaremos a prevenirlo?

Imágenes | CNN
En Directo al Paladar | Multimillonarios gracias a la cocina (¿o no?)
En Directo al Paladar | La alta cocina significa mucha tensión

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio