Compartir
Publicidad
Publicidad

Verduras y hortalizas, junto con frutas, base de la Dieta Mediterránea

Verduras y hortalizas, junto con frutas, base de la Dieta Mediterránea
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las verduras y hortalizas, forman parte desde la antigüedad de nuestra dieta, de la Dieta Mediterránea. Dicha dieta es la que nos ha dado, durante siglos, fama de ser un pueblo de gentes sanas, alegres y bien formadas. Las verduras, hortalizas, frutas, cereales, legumbres, el aceite de oliva, el pescado, el poco consumo de carne con preferencia de la de ave, el vino y la cerveza, son nuestro signo de identidad.

Últimamente, por desgracia, no somos lo que éramos, tenemos unos índices de obesidad alarmantes, enfermedades cardiovasculares, alto índice de cáncer, etc. Probablemente debido a que, en general (según los expertos en un 40% aproximadamente) hemos abandonado la Dieta Mediterránea, optando por seguir el patrón de otra dieta, la llamada sajona, desequilibrada en sus contenidos y por lo tanto insana.

Una dieta en la que el producto fresco no es la base, al contrario abusa de productos procesados industrialmente, zumos de frutas, salsas de verduras, sopas de sobre, bollería, precocinados, todo envasado, con la consiguiente pérdida de vitaminas y adición de ácidos grasos saturados, causantes de los elevados índices de colesterol.

Dado que las verduras, frutas y hortalizas frescas son los alimentos reguladores por excelencia, debido a su alto contenido en sales minerales, vitaminas y fibra y a su nulo aporte en colesterol al organismo, deberíamos preocuparnos de que no faltaran en nuestra dieta, ni por supuesto en la de nuestros hijos.

Los minerales pese a que no nos aportan energía, forman parte de la estructura de, por ejemplo, nuestros dientes y huesos. Las vitaminas por su parte, son esenciales para el correcto crecimiento y mantenimiento celular de los órganos corporales y es vital que las ingiramos mediante la alimentación puesto que algunas de ellas no somos capaces de sintetizarlas y otras nuestro cuerpo las sintetiza en cantidad insuficiente.

Comparemos

Zumo de naranja natural contiene, 40 mg vitamina C/100 gr.

Zumo de naranja Kasfruit contiene, 29´5 mg vitamina C/100 gr.

100 gr de pan integral de trigo contiene, 58 mg de calcio, 81 mg de magnesio y 195 mg de fósforo, 3´4 mg de niacina, 0´6 mg de pantotenato y 1 mg de vitamina E.

100 gr de panecillos de bocatas Bimbo contiene, 24´3 mg de calcio, 0 de magnesio, 0 de fósforo, no aporta niacina ni pantotenato y solo 0`23 mg de vitamina E.

Está bastante claro ¿no creéis?

En Directo al Paladar | ¿Existe un aperitivo saludable? Si, existe
En Directo al Paladar | ¿Quieres quitarte un peso de encima?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos