Compartir
Publicidad
Publicidad

Preparaciones básicas de repostería: hacer pasta choux con Thermomix

Preparaciones básicas de repostería: hacer pasta choux con Thermomix
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de haber revisado la pasta quebrada, una de las más utilizadas en repostería, pasamos a hablar de cómo hacer pasta choux con Thermomix. Esta pasta es la base de numerosas elaboraciones. Una vez lista se puede freír, obteniendo los clásicos y ligeros buñuelos de viento, o bien hornear para hacer lionesas, profiteroles y todo tipo de “petit choux”, que normalmente se rellenaran luego con nata montada aromatizada o crema pastelera.

Esta masa a base de harina, huevos, agua y mantequilla tiene mucho trabajo si se hace manualmente, por lo que nuestra Thermomix es de gran ayuda, ya que en pocos minutos y sin ningún esfuerzo la tendremos lista.

La receta básica de la pasta choux consta de 250 gr. de agua, 200 gr. de harina, 100 gr. de mantequilla, 5 huevos y una pizca de sal. Primero debemos calentar el agua con la sal y la mantequilla, 5 minutos a 100º, velocidad 1, o hasta que la mantequilla se derrita y empiece la ebullición.

En este punto añade la harina y mezcla 20-30 segundos a velocidad 5, o hasta que quede una masa sin grumos. Deja templar unos minutos, para que baje la temperatura. A continuación conecta la velocidad 4 y ve añadiendo los huevos, uno a uno, esperando a que se hayan incorporado a la masa antes de añadir el siguiente.

La proporción de huevos puede variar, en función del tamaño. Si son grandes quizás sean suficientes 4, en vez de 5 medianos. El punto correcto es cuando al levantar la masa con una cuchara cae formando un hilo grueso.

Ya está lista!! Ahora solo nos queda freír cucharadas de masa en aceite caliente, para hacer buñuelos de viento, que una vez escurridos sobre papel de cocina, se rebozan con azúcar y canela y, si quieres, se rellenan con nata o crema pastelera.

Pero como más me gustan es al horno. Si no tenemos manga pastelera, pondremos cucharadas de masa sobre la bandeja de horno con silpat o papel engrasado, y horneamos a 200º unos 10-12 minutos, o hasta que se doren por fuera. Una vez listos, es mejor dejarlos reposar unos minutos dentro del horno, ya apagado, para que acaben de cocerse en el interior.

Lo mejor es usar una manga pastelera con boquilla rizada gruesa, con la que pondremos bolitas del tamaño de una nuez, para los profiteroles, o tiras alargadas de 3 cms., para las lionesas. Hay que tener cuidado de no poner muy cerca las bolitas de masa, ya que crecen mucho al hornear.

Una vez horneadas, se dejan enfriar y se rellenan con crema de vainilla o chocolate, a gusto. Pero también se pueden utilizar para elaboraciones saladas, rellenas con crema de queso azul, o paté, por ejemplo.

En Directo al Paladar | Cómo hacer pasta quebrada con Thermomix En Directo al Paladar | Amasar con Thermomix En Directo al Paladar | Profiteroles al queso En Directo al Paladar | Curso de cocina con Thermomix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos