Publicidad

¿Cansado de restaurantes ruidosos en los que no te oyes ni pensar? Llega "Comer sin Ruido"

¿Cansado de restaurantes ruidosos en los que no te oyes ni pensar? Llega "Comer sin Ruido"
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El pasado jueves, Ramón Freixa, en compañía de la Asociación Clave de atención a la discapacidad auditiva, presentó un microsite llamado Comer sin Ruido, una plataforma web que nace para ayudar a los empresarios de hostelería a conseguir que sus locales sean acústicamente agradables.

Aunque en primer lugar esta iniciativa se dirige a mejorar la vida de los sordos y otras personas con deficiencia o discapacidad auditiva, es evidente que un restaurante con sistemas para reducir el impacto acústico es más agradable para todos los clientes.

Teniendo en cuenta que España es el país más ruidoso de la Unión Europea y el segundo más ruidoso del mundo tras Japón, y en especial en las ciudades de Madrid y Barcelona, todos veremos esta iniciativa como muy agradable para poder comer en restaurantes que sean acústicamente amables con los clientes.

En la Microsite de Comer sin ruido, los interesados pueden apuntarse, siempre que cumplan al menos tres de los seis requisitos que se piden para disminuir el impacto acústico:

  1. Aislamiento del ruido de la calle
  2. Acondicionamiento acústico del local
  3. Disminución del ruido de los electrodomésticos
  4. Separación entre las mesas
  5. Responsabilidad del personal
  6. Uso no simultáneo de aparatos audiovisuales.

Además se pretenden hacer acciones de formación dirigidas a los comensales para que no vayan elevando progresivamente la voz por encima del ruido produciendo el llamado "efecto café".

Los restaurantes que se acojan a este microsite, formarán parte de una guía en la que se incluirán los restaurantes y locales con un ambiente agradable acústicamente en el que no hay ruidos molestos para disfrutar de una buena velada.

Ramón Freixa apoya esta iniciativa

Freixa Ruido

Ramón Freixa, en su presentación dijo que todos los restaurantes deberían ser amables con el ruido como parte de la experiencia que busca el comensal. Detalles como las suelas de goma en el calzado del personal de sala o manteles acolchados para que la vajilla no suene contra la mesa, cortinas y otros detalles contribuyen mucho para conseguir el resultado de bajar el nivel de decibelios.

Además con la ayuda del microsite, los interesados podrán plantear sus dudas o pedir asesoría para conseguir un local acústicamente agradable, en el que no moleste el volumen de la televisión, no se oigan las conversaciones de los demás comensales y se hayan suprimido otros ruidos molestos para todos.

Esperamos que esta iniciativa cuaje y cada vez haya más restaurantes en nuestro país que cumplan con estos criterios para hacer más cómodo a todos asistir a restaurantes y otros espacios de hostelería y restauración. Así mismo, sería deseable que las críticas y reseñas de restaurantes, incorporen ese criterio de comodidad acústica en sus valoraciones.

En Directo al Paladar | Ni un pez por la borda
En Directo al Paladar | Las distintas variedades del sushi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir