Compartir
Publicidad
Publicidad

I Concurso de pinchos y tapas medievales

I Concurso de pinchos y tapas medievales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Está claro que el pincho está de rabiosa actualidad. Cada vez son más los certámenes que se realizan en torno a ese aperitivo de barra de bar, y en casos como este, con el valor añadido de ser tapas realizadas con los productos disponibles en la Edad Media. La Red de Ciudades y Villas Medievales, que integra a diez localidades de España con un importante patrimonio medieval, ha sido la que ha convocado esta competición, donde una de las claves era no poder utilizar productos que fueron exportados por los Grandes Descubridores desde América en 1492.

Así pues los pinchos no podían incluir patatas, tomates, pimientos o pimentón, judías, calabaza, maíz, café, cacao o ron, entre otros muchos ingredientes. Una norma que lejos de suponer una limitación, se tradujo en un aliciente para los cocineros participantes, que hicieron gala de una gran versatilidad y creatividad a la hora de presentar sus platos a concurso.

Oreja a la miel con aroma de tomillo

Después de realizar unas fases previas de selección en cada una de las localidades participantes para escoger el pincho o tapa que representaría al municipio, fue el pasado fin de semana (18 al 20 de abril) en Consuegra (Toledo) donde se celebró la final del concurso. Los pinchos se podían degustar en varios de los establecimientos de la ciudad, a un precio de 2€ con bebida incluida.

Ternera asada al estilo medieval con cebolla rustica y cavi-art en su jugo

Entre las elaboraciones presentadas destacan la Ternera asada al estilo medieval con cebolla rústica y cavi-art en su jugo (Laguardia), la Oreja a la miel con aroma de tomillo (Sigüenza), Brocheta de ciervo en adobo de la época, cous-cous de coliflor y majar blanco (Consuegra), Ziriko relleno de espárrago fresco sobre gavilla de aceitunas negras, crema de moras y frambuesas (Estella- Lizarra) o el pincho ganador, Pilartxo, Tosta de ventresca de atún con Idiazábal roto y dulce de berza (Hondarribia-Fuenterrabia).

El jurado (compuesto por el chef del restaurante Goya del Hotel Ritz de Madrid, Jorge González Carmona; el gerente del restaurante 'Un alto en el camino' de Madridejos y prestigioso hostelero, Manuel Seller Grover; la subdirectora de la Escuela de Hostelería de Toledo y propietaria del Mesón 'La Venta de Tiembles' de Tembleque, Ángela Fernández Fernández; y el Jefe de Servicio de la Delegación Provincial de Turismo, Jesús Esteban Ortega) escogió como vencedor al cocinero Bixente Muñoz del Restaurante Gran Sol de Hondarribia por la utilización de materias primas de su entorno y el maridaje de sabores, que hacen de esta tosta un pincho gastronómicamente completo, además de la espectacularidad y originalidad de su propuesta de ahumarlo con aromas de encina y vainilla en una campana justo antes de degustarlo.

Más información | Bases del concurso Más información | Folleto del concurso y lista de pinchos participantes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos