Compartir
Publicidad
Publicidad

Secret Sensations, nuevo helado de Häagen Dazs

Secret Sensations, nuevo helado de Häagen Dazs
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer asistimos a la presentación de un nuevo helado invitados por Häagen Dazs. Y os preguntaréis qué puede tener de nuevo un helado, más allá de un sabor diferente; eso mismo me decía yo mientras iba camino de la cita. Una vez allí, nos hablaron de tiempo lento y nuevas sensaciones, de otra forma de tomarse la vida, de relativizar, priorizando momentos de reflexión en los que parar nuestro ritmo y simplemente vivir. Quien lanzaba este mensaje era Carl Honoré, periodista, escritor y difusor del “movimiento slow”.

Honoré nos habló en grandes rasgos del movimiento Slow, una manera de encontrar un equilibrio vital entre velocidad y lentitud para recuperar la capacidad de placer [sic]. Pero nosotros queríamos saber de los helados, en qué consistía la novedad, y cuál era la relación de estos con ese río de quietud.

Elisabet Boldú, Marketing Manager de Häagen-Dazs, nos habló de ello despejando nuestras dudas: Secret Sensations, que así se llama el nuevo helado de Häagen Dazs, ha de degustarse con una estricta espera de diez minutos desde que abandona el congelador, para poder disfrutarlo en plenitud. En realidad este tiempo debe aplicarse a todos los helados, pero en el caso de Secret Sensations cobra más importancia.

Secret Sensations

La razón parte de su singularidad, ya que se trata de un helado que guarda en su interior un corazón líquido de caramelo fundido con trozos de caramelo, en el caso de Créme Brûlée, y de chocolate fundido con trocitos de bizcocho, cuando se trata de Chocolat Fondant. Y así, de un plumazo, ya os he desvelado el misterio, pero aún queda la prueba del producto, que hicimos allí mismo.

Probamos Secret Sensations de Häagen Dazs

Dejamos que la charla marcara el tiempo mientras las tarrinas iban atemperándose delante de nuestros ojos. El momento óptimo para comenzar a comerlo es, nos dijeron, cuando al ejercer presión sobre el envase, este se dobla ligeramente. Al abrir el helado, de primeras poco cambia sobre lo visto hasta ahora, hay que profundizar levemente con la cucharilla para descubrir su interior. Un giro y aparece la diferencia, la cucharilla se hunde en líquido, y este se mezcla levemente con el helado cremoso.

Secret Sensations

En primer lugar, probé Créme Brûlée, que ofrecía una interesante mixtura de dos sabores, y un contraste sorprendente entre el caramelo líquido, los crujientes trozos de caramelo y la crema helada. Chocolat Fondant es para chocolateros confesos, pues goza de una única dominante sin contraste de sabor, puro chocolate, dejando las sensaciones a cargo del chocolate fundido y los pequeños trozos de bizcocho (también de chocolate) esponjoso.

De los dos, me quedo sin duda con Créme Brûlée, tengo debilidad por los helados que llevan caramelo o café en su composición, y a pesar de adorar el chocolate, no es el helado la preparación en la cual más lo disfruto.

En Directo al Paladar | Helado con sabor a paz
En Directo al Paladar | Los beneficios de comer helados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos