Compartir
Publicidad

Todo un día catando vinos en la Experiencia Verema Madrid 2014

Todo un día catando vinos en la Experiencia Verema Madrid 2014
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado lunes 23 de junio tuvo lugar en el Palacio Neptuno la segunda edición de la Experiencia Verema Madrid que reunió en la capital de España a más de 70 bodegas y a unas cuantas distribuidoras que presentaron sus nuevos vinos, así como algunas de sus joyas mejor guardadas.

A la cita acudimos cientos de enamorados del vino que entre las 11 de la mañana y las 9 de la noche no paramos de catar con la intención de reafirmarnos en los gustos de lo ya conocido y de realizar nuevos descubrimientos. Para Directo al Paladar el evento se hizo un poco largo ya que encontramos poca variedad de tipos de vino a pesar del gran número de bodegas representadas. Echamos en falta la presencia de un mayor número de proyectos novedosos ante la presencia de tanta bodega clásica.

Muchas de las bodegas clásicas elaboran vinos muy destacables pero como ya los conocíamos nos dedicamos a la búsqueda de aquello que no habíamos catado aún, o que teníamos que refrescar en nuestra memoria sensorial. El Enófilo 2.0 comenzó su recorrido por los dos stands de vinos internacionales que había en la feria, con resultados dispares.

En la mesa de A Casa Portuguesa pude probar, muy bien asesorado por Manel y Rui, un gran número de vinos del país vecino de varias denominaciones de origen como Alentejo, Douro, Dâo y de la zona cercana a Lisboa. Eran buenos vinos pero no me llegaron a entusiasmar como lo habían hecho los vinos del Alentejo de Bodega da Borba que probé hace unos meses.

el_enófilo_trabajando_en_la_experiencia_verema_madrid_2014.jpg

Donde si realicé una serie de descubrimientos muy interesantes fue en el expositor de Negrini que distribuye vinos italianos bastante buenos a precios aún mejores. Con la inestimable ayuda de Claudia, una romana con un gran olfato, di con varios vinos destacados. Por ejemplo, Ciu Ciu un espumante blanco que entra solo y que cuesta unos 5 euros, un Sauvignon blanc de la bodega Maestre Vernacholli y, sobre todo un tinto espectacular de la región de Puglia, el Quota 29, elaborado con uva Primitivo, y otro llamado Piccini Memoro Tinto. Ambos no sobrepasan los 8 euros.

En cuanto a los vinos nacionales nuestros destacados deben empezar con el Blanco Fermentado en Barrica 2010 de Tomás Postigo. Se trata de un monovarietal Verdejo con 7 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés. Es un vino que no ha perdido la acidez en la madera y que podemos encontrar en tienda por unos 13 euros.

También encontramos grandes vinos en el stand de Bodegas Hispano Suizas adscrita en la D.O. Utiel-Requena, como el espumoso Tantum Ergo Chardonnay-Pinot Noir, el genial Sauvignon blanc Impromptu 2013,el riquísimo Bobal, Bobos Finca Casa la Borracha, o el espectacular tinto Bassus Premium.

Una mesa en la que uno tenía que detenerse sí o sí era la del Grupo Jorge Ordoñez por la gran variedad y originalidad de sus vinos puesto que aúna a siete bodegas de distintas denominaciones de origen españolas. Nos gustaron mucho el Avancia Tinto Mencía 2013, el Tritón Mencía 2013, el Breca 2012, que posee una Garnacha muy bestia pero original, el Tritón Tinta de Toro 2012, y sobre todo el Botani 2013, Garnachas de la Sierra de Málaga plenas de personalidad y que sólo cuesta unos 13 euros.

Este humilde catador dejó para el final de la cata los vinos dulces, entre los que claramente destacaron los Moscatel nº 1 y nº 2 de Jorge Ordoñez, (su gama de moscateles son espectaculares, sobre todo el nº 3), así como el Dulce de Invierno de Javier Sanz Viticultor, un coupage de 80% Verdejo y 20% Gorda de Moldavia, y el Dulce de Invierno 2011 de Vivanco, un dulce rosado por botritis muy elegante.

vista_general_de_la_experiencia_verema_madrid_2014.jpg

Para terminar la jornada El Enófilo 2.0 quiso dejar patentes sus errores catando y se presentó al concurso a ciegas en el que Vivanco retaba a todos los presentes a descubrir dos de sus vinos servidos en sendas copas negras. La iniciativa fue divertida aunque no acerté ninguno de los dos. Y eso que uno de ellos era el Colección Vivanco Parcelas de Garnacha 2011, uno de mis favoritos de la bodega. Sencillamente lamentable. Aunque al menos lo intenté, algo que no puede decirse de otros compañeros con miedo a perder su status.

Felicito a Verema por esta iniciativa que se está desarrollando por distintas ciudades españolas porque acerca el vino a los distribuidores, restauradores y prensa especializada, así como a muchas personas que se inician en este maravilloso universo. Fue gratificante observar como mucha gente joven se acercó a descubrir EL VINO. Sólo por esto mereció la pena asistir.

Salud y a catar.

En Directo al Paladar | Verema, la comunidad de aficionados al vino

En Directo al Paladar | ¿Cómo se organiza una cata de vino?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio