Compartir
Publicidad
Publicidad

Información útil sobre la nata

Información útil sobre la nata
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podemos encontrar la nata en spray, para cocinar, para montar, UHT, etc. Un surtido variado que debemos conocer para elegir el más adecuado para nuestras preparaciones gastronómicas. Siempre es útil tener más información sobre un producto, en este caso la nata.

Dependiendo del tratamiento térmico que soporta la nata, se dan dos tipos, la esterilizada y la UHT. Las dos se conservan hasta 6 meses y dependiendo de la cantidad de grasa que contengan, si es más de un 30% será apta para montar. En caso de que no llegue al 20%, solo será apta para cocinar.

En la cocina podemos utilizar la nata UHT para montar, aunque es mejor utilizar una específica para cocina porque contiene menos grasa, además debemos fijarnos que no tenga azúcar añadido. La nata de cocina no se puede montar porque no tiene suficiente grasa, pues realmente es la grasa la que hace que el líquido sea denso y se produzca una espuma más estable. La nata no es un alimento difícil de digerir y más si ha sufrido cocción, ya que durante este proceso la grasa se separa de la parte acuosa, de esta manera se modifica la estructura del alimento y se ralentiza el proceso de la digestión. La nata no es un “condimento” calórico y más si la utilizamos con moderación y sin añadir otros alimentos que sean ricos en grasa.

En la cocina se utiliza frecuentemente por la capacidad que tiene para suavizar el sabor de las salsas llegando a ocultar las posibles asperezas que contenga la base de la salsa, como la acidez. Para elaborar ricos postres la nata en spray es ideal, sobre todo para las creaciones artísticas porque para sabor, preferimos la tradicional, la que vamos a buscar siempre a la pastelería.

nata_uht.jpg

Para obtener la nata en spray envasan una nata UHT a presión, de manera que al entrar en contacto con el aire, ésta se hincha. En este tipo de nata, añaden azúcar, estabilizantes, aromas y aditivos, a diferencia de la que compramos en la pastelería. Como ya hemos dicho, esta nata es ideal para decorar nuestras preparaciones reposteras, ya que dependiendo del tipo de cánula podemos obtener unas formas decorativas ideales.

Otro tipo de nata es la que se utiliza para el café, se vende en envases, en cápsulas o dosis muy pequeñas. Este tipo de nata, no tiene casi grasa y es más bien líquida.

Si deseas congelar la nata, recuerda que sólo puedes congelar la que sea montada, tenga o no azúcar. No hay duda de que la nata es una de las reinas en una gran variedad de elaboraciones gastronómicas, sean frías o calientes.

Más información | Puleva Salud Más información | Es.geocities

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos