Publicidad

Bizcocho Berlingozzo: receta italiana para desayunos y meriendas de Carnaval

Bizcocho Berlingozzo: receta italiana para desayunos y meriendas de Carnaval
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya he comentado varias veces que me apasiona descubrir recetas tradicionales de diferentes partes del mundo, sobre todo las que se asocian a fechas especiales. Sé que muchos países tienen dulces típicos de Carnaval, pero desconocía la existencia de este bizcocho Berlingozzo, receta típica italiana.

Mientras que la mayoría de dulces tradicionales de estas fiestas son masas fritas, este es un cake o pastel simple, humilde, como lo describen donde encontré la receta. Su sencillez no impide que sea delicioso, un bizcocho “de los de toda la vida”, aromatizado con anís y horneado tradicionalmente en molde de anillo.

Ingredientes

Para 10 personas
  • Huevo L a temperatura ambiente 3
  • Azúcar 170 g
  • Mantequilla sin sal a temperatura ambiente 100 g
  • Sal 2 g
  • Ralladura de naranja 1
  • Harina de repostería 400 g
  • Levadura química 6 g
  • Anís en grano 1 cucharadita
  • Leche (o un poco más) 20 ml
  • Azúcar glasé para decorar

Cómo hacer bizcocho Berlingozzo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde grande en forma de anillo. Disponer los huevos en un recipiente grande, añadir el azúcar y batir con batidora de varillas hasta tener una mezcla esponjosa, cremosa y espesa, de color pálido.

Añadir la mantequilla ablandada, la sal, la ralladura de naranja y batir un poco más. Incorporar finalmente la harina con la levadura, las semillas de anís y 1 cucharada de leche. Empezar a mezclar y agregar otro poco más de leche si estuviera demasiado espeso. Mezclar hasta tener una masa homogénea, cremosa.

Llenar el molde y hornear durante unos 30-35 minutos. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé.

Bizcocho Berlingozzo. Receta de Carnaval

El bizcocho o pastel Berlingozzo es un dulce versátil que podemos degustar en el desayuno, con el café o a la hora de la merienda, mucho mejor si lo acompañamos de una taza de chocolate mientras contemplamos los desfiles de Carnaval. Los más golosos pueden probar a decorarlo con un glaseado de azúcar glasé tamizado con zumo de limón y un poco de leche o agua, añadiendo algunas virutas de colores o bolitas de anís.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir