Compartir
Publicidad
Publicidad

Un pez llamado San Pedro

Un pez llamado San Pedro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El San Pedro es un pez con leyenda. Se cuenta basándose en el evangelio de San Mateo, que las dos manchas redondas de sus costados son la huella de los dedos del apóstol San Pedro, quién por orden de Dios cogió el pez para sacarle de la boca una pieza de oro con la que pagar el tributo del templo.

Podemos encontrarlo en el Mar Mediterráneo, Mar Negro, Atlántico oriental desde Noruega hasta Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia y Japón. Preferiblemente lo encontraremos en fondos rocosos, arenosos o fangosos, entre los 20 y los 200 metros.

A simple vista el San Pedro tiene el cuerpo alto, ovalado y muy comprimido lateralmente. Tiene la cabeza muy grande, surcada por numerosas crestas óseas. Los ojos son grandes y la boca muy protráctil. La aleta dorsal tiene largos filamentos y las aletas pectorales y ventrales están bien desarrolladas.

Es de color moteado irregular con una coloración gris dorada, con reflejos plateados en el vientre y manchas amarillentas en los flancos. Mide unos 40 cm y pesa entre 1,5 y 3 kg.

En la cocina el San Pedro es un pescado que agradece cualquier tipo de cocina. Incluso es excelente para hacer sopas debido a la riqueza de sus espinas y cartílagos, conseguiréis un excelente fumet.

Tiene un sabor muy parecido al lenguado, la carne es increíble, muy fina y blanca que le hace ser muy suave al paladar.

En Directo al Paladar | Pescado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos