Compartir
Publicidad

Las cepas de San Lorenzo, de Edward Steinberg

Las cepas de San Lorenzo, de Edward Steinberg
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El otro día, paseando la vista por las estanterías de libros de una de las tiendas de vinos que suelo frecuentar, encontré un único ejemplar de este libro de Steinberg: Las cepas de San Lorenzo.

El libro estaba en la estantería solo y triste, con un aspecto un tanto añejo, abandonado entre otros más recientes, de tapas lustrosas y brillantes. Ciertamente no es una novedad. Fue publicado por primera vez en 1992. Aunque este, procedía de una revisión efectuada en 2002; pero traducida al castellano y publicada en el 2003.

Le eché un vistazo. El libro parecía explicar, con profusos detalles, el proceso de elaboración de uno de los vinos míticos del Piemonte: el Gaja Sorì San Lorenzo 1989. A primera vista me pareció que sería el típico panegírico que las bodegas encargan para promocionarse. Aun así decidí quedarmelo. Tampoco me iba a arruinar por los 15 euros que me pedían por él.

Una vez en casa, las primeras páginas empezaban a confirmar mis temores. Todo eran alabanzas y parabienes para la figura de Angelo Gaja, factotum de la modernización de la viticultura en el Piemonte. El estilo del autor americano en estas primeras páginas, deshilado y a veces críptico, tampoco ayudaba a deshacerme de esa impresión. Me estaba poniendo nervioso. Definitivamente, la nefasta traducción acababa de empeorar las cosas.

Después de una tila, y ya entrado en los capítulos centrales, mi estado de ánimo cambió. Steinberg nos cuenta en ellos, casi en forma de diario, sus visitas a la bodega en fechas cruciales para describirnos todas y cada una de las visicitudes que viven los protagonistas de la obra para llevar a cabo la elaboración de este Sorì San Lorenzo 1989.

Visitas que empiezan a finales de Octubre del 88 con la preparación del terreno, del suelo, con entrevistas al responsable de viticultura de la bodega Gaja, Federico Curtaz. A partir de aquí, Steinberg no deja un cabo sin atar: la poda, con excelentes explicaciones ampelográficas; el abonado; la profilaxis del viñedo; las fases del cilclo biológico de la vid; la cosecha. Un auténtico tratado práctico de viticultura. Con cada capítulo, la narración de Steimberg mejora. Ahora, con la uva en la bodega, es el turno del enólogo de la casa Guido Rivella: el despalillado, la prensa, la fermentación alcohólica, la maloláctica.

Y eso no es todo, aun queda acompañar a Angelo Gaja en sus viajes para comprar las mejores barricas de Tronçais o de Allier, de Limousin o de roble esloveno. Hendir las duelas con artesanos franceses, acompañarlos en las subastas de roble de Bouges, eschuchar sus secretos. Y lo mismo con los mejores cristaleros italianos para las botellas, o los corcheros de Cerdeña para los tapones.

Así, la decepción inicial dio paso a un contenido entusiasmo que me hizo disfrutar de la lectura de este libro que se convierte, después de todo, en un ameno diario de viticultura, un curso de enología práctica, con los procesos que llevan a la conversión de la uva en vino explicados al más mínimo detalle, de forma entendedora, simple, con símiles a veces rebuscados, pero sin duda efectivos.

"Todo lo que se necesita para hacer vino es jugo de uva, levadura, y un lugar caliente" Guido Rivella. Septiembre 1989.

Edward Steinberg, Las cepas de San Lorenzo. 2003. Slow Food Editore.

Más información | Diprimisa.es Más información | Slow Food Editore En Directo al Paladar | Angelo Gaja Langhe Sito Moresco 1998

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos