Publicidad

Cómo preparar una deliciosa quiche de verduras en 15 minutos

Cómo preparar una deliciosa quiche de verduras en 15 minutos
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La más famosa de las tartas saladas es también la más versátil y admite todos los rellenos que nos apetezcan. Pocos se pueden resistir al delicioso sabor de una quiche recién hecha, con esa infalible combinación de la crujiente masa brisa y un suculento relleno que, además, puede ser de lo más saludable. Y solo necesitas 15 minutos para disfrutarla en casa.

Receta de quiche de verduras casera

Piensa en la base de masa brisa como si fuera un lienzo en blanco que admite prácticamente cualquier relleno que te apetezca. Hay mucha vida más allá de la clásica quiche Lorraine. ¿Y si le damos un toque más mediterráneo? Una vistosa quiche de verduras es la manera más irresistible de disfrutar de un plato tan apetecible como saludable y completo.

El secreto del éxito de la quiche está en la perfecta unión de una base crujiente y sabrosa y el jugoso relleno que la envuelve. Una auténtica quiche no puede elaborarse sin la tradicional masa brisa o quebrada (pâte briseé en francés).

Con su textura fina y firme, la masa brisa de Buitoni está siempre lista para usar y nos garantiza resultados perfectos con el mínimo esfuerzo. No se rompe, es fácil de manipular y aporta al resultado final un toque crujiente y lleno de sabor.

Gracias a que se presenta refrigerada, laminada y ya con forma circular, solo tendrás que elegir tu relleno favorito para disfrutar de una quiche deliciosa cuando te apetezca o quieras sorprender en casa con un bocado diferente.

Tiempo de preparación

15 minutos

Tiempo de horneado

35-40 minutos

Dificultad de la receta

Fácil

Ingredientes

  • 1 masa brisa Buitoni
  • 1 cebolleta
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 5-6 tomates cherry
  • 200 g de nata líquida de cocina
  • 3 huevos
  • 100 g de queso manchego rallado
  • 100 g de requesón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra

Elaboración de la quiche de verduras

Elaborar esta quiche de verduras solo nos llevará 15 minutos en los que primero dejaremos lista la base y después prepararemos el relleno de verduras antes del horneado final.

Preparación de la base

Precalentamos el horno a 180ºC.

Desenrollamos la masa brisa y la colocamos sobre un molde de tarta desmontable de unos 23-24 cm de diámetro. Pinchamos la base de la masa con la ayuda de un tenedor y cubrimos con el papel en el que viene envuelta la masa. Colocamos unas legumbres secas o pesos de repostería encima y horneamos durante 10 minutos.

Retiramos el papel y los pesos y horneamos 5 minutos más. Sacamos del horno y reservamos.

Preparación del relleno

Mientras se va haciendo la masa, picamos en piezas pequeñas todas las verduras y cortamos los tomates por la mitad.

Sofreímos la cebolleta en una sartén con un par de cucharadas de aceite hasta que esté transparente. Añadimos el calabacín y la zanahoria, salpimentamos y salteamos unos minutos a fuego vivo. Retiramos.

Batimos en un bol los huevos con la nata líquida, el requesón y el queso, y un poco de sal y pimienta. Añadimos las verduras y mezclamos bien.

Montaje final y horneado

Cubrimos la masa preparada con el relleno, repartimos por encima los tomates cherry y un poco más de queso rallado, si lo deseamos.

Finalmente horneamos a 180ºC durante 20-25 minutos, hasta que esté dorada.

Elaboración de la quiche de verduras

Trucos y consejos

Para lograr un resultado de primera categoría, saca la masa brisa Buitoni de la nevera mientras se precalienta el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo. Pasados unos 20 minutos, verás cómo se desenrolla con facilidad y puedes ya forrar tu molde de tartas rizado favorito.

Pincha el fondo varias veces con un tenedor, cubre la masa con el propio papel en el que venía envuelta y coloca encima unos pesos de repostería, o usa arroz o legumbres secas, que puedes volver a guardar para repetir esta función en recetas saladas y dulces del futuro.

Si no tienes a mano ni arroz ni legumbres, pincha bien la masa para evitar que suba y conseguir así un resultado lo más parecido posible.

Puedes darle tu toque personal al relleno cambiando la proporción de verduras y queso, o añadiendo especias o hierbas frescas. Solo recuerda que es importante batir bien los huevos con los ingredientes lácteos sin llegar a espumarlos, para obtener así una mezcla totalmente homogénea antes de rellenar la masa.

Además, puedes sustituir la nata de cocina por crème fraîche o leche evaporada, en la misma cantidad.

Es mejor no pasarse de horneado: al enfriarse un poco se volverá más firme y así te asegurarás de que el relleno quede muy jugoso.

Versiones de la quiche de verduras con distintos ingredientes

Utilizando esta receta como punto de partida puedes hacer otras versiones de la quiche de verduras personalizando los ingredientes a tu gusto. De esta manera podrás disfrutar de un plato delicioso todo el año, con los productos de temporada según la estación, o también aprovechando las verduras que tengas en la nevera o el congelador. ¡Apunta estas ideas!

Quiche de verduras con berenjena

Sustituye el calabacín o las zanahorias por una berenjena cortada en cubos pequeños. Puedes pelarla para que se funda mejor con el relleno, y, si tienes tiempo, déjala “sudar” 15 minutos en un colador con una cucharada de sal gruesa. Después sécala con papel de cocina y ya la puedes incorporar a la sartén: quedará mucho más rica.

Quiche de verduras con cebolla caramelizada

Si tienes cebolla caramelizada en casa aprovéchala para dar un sabor ligeramente dulce y muy aromático a la mezcla de verduras. Omite la cebolleta del sofrito y simplemente rehoga un poco la cebolla ya caramelizada antes de mezclarla con los demás vegetales. Otra opción es utilizar un par de cucharadas de mermelada de cebolla.

Quiche de verduras con alcachofas

Aprovecha que esta deliciosa verdura está de temporada para convertirla en la estrella de tu quiche de verduras, sustituyendo al calabacín y los tomates. Pela primero las alcachofas hasta dejar los corazones más tiernos, córtalas el cuartos y cuécelas al vapor 15 minutos. Añádelas cuando ya hayas vertido el relleno sobre la masa brisa. También puedes usarlas congeladas cuando estén fuera de temporada.

Quiche de verduras con setas

Cambia la zanahoria y los tomates por unas setas al gusto bien limpias, secas y picadas o cortadas en láminas. Prueba a variar según la temporada, aprovechando cuando sea tiempo de boletus, rebozuelos o níscalos. También puedes prepararla con champiñones, shiitakes o con setas deshidratadas, puestas previamente a remojo 20 minutos en agua tibia.

Otras recetas de quiche

Quiche Lorraine

La más clásica de las quiches y que dio origen a este plato sigue siendo una receta infalible. Nacida en Lorena, en el noroeste de Francia, se caracteriza por su inconfundible masa brisa y un relleno cremoso de panceta rehogada, nata y huevo.

Quiche de pescado

Para los amantes de los sabores marinos, también son muy populares las quiches de pescado y marisco. Solo tienes que añadir a la mezcla del relleno una porción de pescado salteado o cocido brevemente, troceado y limpio de espinas y piel. Queda deliciosa con merluza, bacalao o salmón fresco, también añadiendo unos langostinos o gambas peladas.

Quiche cuatro quesos

Dale mucho más sabor a tu quiche combinando diferentes quesos de sabores y texturas variadas. Por ejemplo, trocitos de queso azul, mozzarella o burrata desmenuzada, cheddar o emmental rallado, o discos de rulo de cabra colocados directamente sobre el relleno justo antes de hornear.

Con qué podemos acompañar la quiche de verduras

La quiche es un plato muy versátil que podemos tomar tanto para comer como para cenar. Bastará con acompañarlo de un entrante ligero de una pequeña guarnición para que el resultado sea completo, sabroso y nutritivo.

Ensalada verde

Ideal para la cena o un almuerzo de media mañana sin complicaciones, una sencilla ensalada de mezcla de hojas verdes, bien aliñada con nuestra vinagreta favorita, será un complemento fresco y muy agradable de nuestra quiche.

Sopas frías

Desde el clásico gazpacho al salmorejo, pasando por el ajo blanco y todas las variantes más innovadoras (de melón, de melocotón, de remolacha, de aguacate…), las sopas y cremas frías dan mucho juego para acompañar una quiche y se pueden dejar preparadas con antelación.

Conservas de pescado

Una buena ventresca de bonito en aceite, unos mejillones en escabeche o unas anchoas pueden ser un acompañamiento de lujo para la quiche, que no requiere ninguna complicación. Utiliza tus conservas favoritas de la despensa para sumar sabor y nutrientes de calidad al menú.

¿Y para beber?

Además de tener siempre agua mineral en la mesa, la mejor opción para hidratarnos y limpiar el paladar sin enmascarar los sabores de la comida, puedes maridar esta quiche con una cerveza rubia fresca, un vino tinto joven o un blanco seco afrutado.

Imágenes | iStock/zeleno, iStock/ivannag82

ofrece:

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios