Compartir
Publicidad
Publicidad

Masa brisa para elaboraciones dulces. Receta

Masa brisa para elaboraciones dulces. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta masa brisa forma parte de lo que se denominan masas azucaradas, entre las que también podemos encontrar la masa quebrada, la masa sableux, la masa sableux bretón y la masa flora. Se puede elaborar tanto para dulce como para salado. Esta sobre la que escribo hoy, es una masa brisa para elaboraciones dulces. Perfecta para servir como base de gran variedad de tartas y tarlatelas.

Son muchas las versiones que existen de la masa brisa. Hay masas brisa elaboradas con huevo, con agua, con leche, con harina de almendra, etc. No hay una fórmula única. Esto la convierte en una excelente aliada de las dietas por alergias e intolerancias. Quienes tienen la mala fortuna de padecerlas, siempre pueden variar la receta base y adaptarla a sus necesidades.

Ingredientes para forrar un molde de tarta de 25 centímetros de diámetro

  • 250g de harina de trigo, 125g de mantequilla, 60g de azúcar, una cucharadita de esencia de vainilla, una pizca de sal, 30g de leche, 1 clara de huevo

Cómo hacer masa brisa para elaboraciones dulces

Ponemos toda la harina sobre una superficie de trabajo limpia y hacemos un agujero en el centro, a modo de volcán. En este agujero depositamos el azúcar, la mantequilla (que deberá estar muy fría y cortada en dados), la esencia de vainilla y la sal. Trabajamos todos los ingredientes con las puntas de los dedos, como si los estuviésemos pellizcando. Queremos obtener una especie de migas de modo que, una vez conseguido, paramos.

Hacemos un hueco en el centro de la mezcla anterior, igual que hemos hecho al principio con la harina. En este hueco, vertemos la leche. Le agregamos la mezcla de la harina, poco a poco, mientras que formamos, inicialmente, una papilla. Cuando incorporemos toda la mezcla de la harina a la leche, paramos. Sólo queremos mezclar los ingredientes, no amasar. Si nos pasamos, no conseguiremos la textura quebrada que debería tener esta masa.

Hacemos una bola con la masa y la aplastamos ligeramente. La envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en la nevera durante 30 minutos. Con esto conseguiremos que la masa tome cuerpo y nos resultará más fácil extenderla después. Si la masa adquiere temperatura y notamos que está demasiado blanda, la envolvemos en film transparente y la refrigeramos de nuevo.

Una vez fría y reposada, extendemos la masa con ayuda de un rodillo y dándole forma circular. Para que no se nos pegue a la superficie de trabajo, espolvoreamos un poco de harina sobre ella. Hacemos lo mismo con el rodillo. El grosor de la masa no ha de ser excesivo, es más agradable que nuestras tartas tengan una base fina para dejar protagonismo al relleno.

Trasladamos la masa al molde de tarta, con sumo cuidado para que no se nos rompa. Cubrimos bien la base y los laterales, sin estirar. De lo contrario, la masa encogerá por los lados y los bordes quedarán demasiado bajos. Retiramos el sobrante de la masa, pinchamos la superficie con un tenedor, cubrimos con papel sulfurizado y legumbres viejas, y horneamos a 180ºC durante 10 minutos.

Masabrisacollage650ma

Transcurrido este tiempo de horno, retiramos los garbanzos, el papel sulfurizado y volvemos a hornear durante 5 minutos más o hasta que veamos que la base se ha secado. Esto es lo que se denomina "horneado en blanco", es decir, sin relleno. Para terminar, cuando retiremos la base del horno, pincelamos con clara de huevo para impermeabilizarla. Esto debemos hacerlo en caliente para que la clara cuaje por efecto del calor.

Tiempo de elaboración I 60 minutos
Dificultad I Fácil

Degustación

Esta masa brisa para elaboraciones dulces se puede usar, tal cual, para rellenar. Sin necesidad de volver a hornear. Es perfecta para tartas de limón con merengue, que sólo necesitan ser doradas en su superficie, bajo el gril, o para tartas de manzana, que lleven una capa de crema pastelera y, sobre ella, unas láminas de manzana pinceladas con un baño de brillo. Podemos no hornearla, o hacerlo parcialmente, en caso de usarla para tartas cuyos rellenos necesitan ser horneados.

En Directo al Paladar I Truco para hornear una masa quebrada sin relleno
En Directo al Paladar I Tarta con crema de limon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos