Compartir
Publicidad

Cómo conseguir un bizcocho de chocolate esponjoso

Cómo conseguir un bizcocho de chocolate esponjoso
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de mis preparaciones preferidas en repostería es un buen bizcocho de chocolate, estos pasteles destacan por ser húmedos, jugosos, esponjosos, y dejarse comer muy bien, pero sin embargo muchas de las veces que los preparamos no conseguimos en casa ese bizcocho perfecto que perseguimos.

Para intentar remediar estas situaciones hoy en Directo al Paladar vamos a traeros unos consejos para conseguir un bizcocho de chocolate esponjoso como el que todo el mundo querría preparar.

Los ingredientes para nuestro bizcocho de chocolate esponjoso

Los huevos

Comenzamos por los huevos, estos son muy importantes, para realizar un buen batido de la masa, que se encuentren siempre a temperatura ambiente. Un pequeño truco por si los huevos se nos han olvidado en la nevera, y tenemos que hacer sí o sí el bizcocho, es sumergirlos unos minutos en agua caliente dentro de un bol.

Choco3

La grasa

La mantequilla es un ingrediente importante pues compone la parte grasa del pastel, pero no debemos de calentarla en un cazo ni ablandarla en el microondas, tendrá que estar a punto de pomada. Este se consigue dejándola un buen rato a temperatura ambiente, de tal manera que se pueda con facilidad hundirle un dedo, y por supuesto que no se vea líquida a no ser que lo pida expresamente la receta que estemos elaborando.

Si deseáis un bizcocho de chocolate verdaderamente esponjoso y húmedo probad a cambiar parte de la grasa que aporta la mantequilla por crema fraiche, esta es una nata espesa con alto contenido en grasa, aunque mucho menos que la mantequilla, que encontrarás en los lineales fríos de los supermercados.

Choco1

Otro ingredientes que hace que los bizcochos de chocolate sean muy esponjosos sería la mayonesa. Sí, aunque parezca increíble, saben estupendamente y quedan superjugosos. Solo es cuestión de que vayáis probando con ella hasta encontrar vuestra receta perfecta.

Si tenéis problemas de intolerancia a la lactosa, la fracción grasa de vuestro bizcocho tendrá que ser cambiada por algún tipo de aceite, en este caso decantaros por uno de sabor suave y poco ácido para evitar que apodere por encima del resto de los ingredientes y no os permita disfrutar del sabor a chocolate de vuestro pastel.

El chocolate

Sin duda este es el elemento principal de nuestro pastel, que para eso era de chocolate valga la redundancia. Para que un bizcocho de chocolate salga esponjoso lo mejor es que os decantéis por añadir cacao en polvo antes que decidiros por cobertura de chocolate derretida.

Choco5

El cacao puro en polvo aporta un intenso sabor, un color oscuro profundo muy atractivo, pero además mezclado con la harina no pesa en exceso, tal y como lo haría la cobertura derretida, esto le dará un plus de esponjosidad a cualquier bizcocho y encima es mucho más sencillo de integrar en la masa base. Usadlo siempre tamizado con la harina para evitar grumos en la masa.

El suero de leche o buttermilk

Pocos ingredientes hay que aporten tanta jugosidad a un bizcocho de chocolate como el buttermilk. Este producto se obtiene en la fabricación de la mantequilla, y es la fracción líquida que separa al batir esta. Suele encontrarse en los supermercados en donde abunden los productos internacionales, pero si no lo encontráis podéis hacer un sustituto cortando durante quince minutos 200 mililitros de leche con 15 mililitros de zumo de limón, y añadiéndolo a vuestra receta de bizcocho de chocolate.

La levadura química

La levadura química o impulsor es también un ingrediente fundamental para que un bizcocho de chocolate quede esponjoso, pero esta trabaja mejor en un pH ácido o bajo que en uno muy alcalino. Así, podemos agregar a el batido unas gotitas de limón que conseguirá que la masa se acidifique un poco y el impulsor actúe de forma más efectiva, lo que se traduce en un pastel de chocolate mucho más esponjoso.

Choco6

Y si se desea un bizcocho de chocolate muy esponjoso y además con un intenso color marrón oscuro, se puede sustituir la levadura química por bicarbonato sódico, que al reaccionar en la masa con el cacao en polvo vuelva esta de un tono más intenso.

El proceso

No hay bizcocho esponjoso si no hay un buen batido. Es por eso que una de las causas principales de que nuestro pastel quede apelmazado es el de batir poco o mal los huevos. Para conseguir que sea muy esponjoso bate durante diez minutos, mejor con una batidora de varillas, los huevos con el azúcar hasta que estos doblen o incluso tripliquen su volumen y se vuelvan blanquecinos.

Para saber si están correctamente batidos haz la prueba del cordón. Levanta un poco del batido con las varillas y gira la masa que cae haciendo un círculo, si los huevos están bien batidos se formará en la superficie un cordoncillo de masa que se mantendrá unos segundos.

Si en cambio la receta de bizcocho de chocolate dice que batamos la mantequilla, se hará siempre mezclada con el azúcar y se batirá hasta que la veamos esponjosa y blanquecina, y siempre mejor con el accesorio tipo pala que suelen traer las amasadoras a una velocidad media.

Choco7

El molde

Si queremos un bizcocho de chocolate esponjoso, debemos adecuar la cantidad de masa al tamaño del molde. No habrá un pastel alto y con miga si usamos un molde muy grande para una pequeña cantidad de masa.

La cocción

Sin duda también el horneado es una parte muy importante para el resultado final del pastel de chocolate. No superes los 180 grados para que la masa vaya horneándose poco a poco y de manera uniforme, no hay nada más frustrante que tener un bonito y esponjoso pastel de chocolate en el horno que se desmorona en cuanto lo sacamos de este.

Mejor colocad el molde sobre la rejilla que suelen traer los hornos preferiblemente a la bandeja y colócarla en una posición media para conseguir que el calor se distribuya uniformemente y no en exceso en la base del molde.

El acabado

Para mantener la humedad de nuestro bizcocho de chocolate y que este permanezca esponjoso, podéis envolverlo justo cuando lo desmoldáis en papel film de cocina transparente, de esta manera no se evaporara durante el enfriado la humedad que tiene dentro y se mantendrá más jugoso y húmedo.

Aquí dejamos nuestros consejos para preparar un bizcocho de chocolate muy esponjoso, esperamos que os sirvan de ayuda, pero como siempre pasa en estos caso seguro que también vosotros conocéis algún truco más para conseguir un pastel de chocolate perfecto, así que no dudéis en la sección de comentarios en compartirlos con todos.

Mientras, os dejo con algunas de nuestras mejores recetas en Directo al Paladar de bizcochos de chocolate:

En Directo al paladar | 17 recetas para los más chocolateros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio