Compartir
Publicidad

Cómo convertir una tortitas corrientes en un bocado sublime: ideas para enriquecer la masa, rellenos y coberturas

Cómo convertir una tortitas corrientes en un bocado sublime: ideas para enriquecer la masa, rellenos y coberturas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ya os contamos hace tiempo, el martes de Carnaval en el Reino Unido se celebra el Shrove Tuesday. También conocido por muchos como Pancake Tuesday o Martes de Tortitas. Hoy se preparan y cenan tortitas en muchos hogares a lo largo y ancho del país y en restaurantes especializados en pancakes no cabrá ni un alfiler.

El porqué del Shrove Tuesday tiene una explicación religiosa y está ligado a los tiempos en los que la Cuaresma suponía un período de ayuno y abstinencia impuesto por la Iglesia. Los pancakes o tortitas surgieron como elemento con que acompañar y dar salida a alimentos perecederos que se podían echar a perder. El festín estaba servido. En la actualidad la tradición gastronómica se mantiene, pero no por los mismos motivos.

Cuando hablamos de tortitas es muy posible que nos venga a la mente la imagen de la típica americana. Discos de entre diez y doce centímetros de diámetro, con cierto grosor, esponjosos, ligeros y dorados. Sin faltar nata montada y sirope de chocolate, fresa o caramelo de acompañamiento. Un clásico en nuestro país, pero no la auténtica ni la única forma de tortitas existente pues las hay de todas formas y tamaños, por no mencionar tipos de masas.

Masas enriquecidas, rellenos y coberturas para convertir unas tortitas corrientes en un bocado sublime

Las tortitas que hoy se comen en el Reino Unido, por lo general, difieren mucho de esta imagen. Son finas y grandes, más parecidas a lo que entendemos por crêpes, aunque en Escocia sí que se parecen a las americanas. Sea como fuere, lo que todas las tortitas tienen en común es el hecho de consumirse acompañadas. Masas enriquecidas, rellenos y coberturas son sus mejores aliados y con una buena combinación podemos convertir un plato de tortitas corriente en algo sublime.

Tortitas Soufle Portada
  • Para añadir algo de alegría a la masa básica y cambiar ligeramente su sabor y textura podemos añadir puré de patata, calabaza, chirivía o batata. Combinan con dulce o salado y, con ellas, se consiguen tortitas esponjosas y consistentes, perfectas para un brunch o una merienda cena.

  • Los frutos secos picados y las semillas (amapola, lino, chía o sésamo, entre otras) aportan un toque crujiente, mientras que con las frutas se consigue jugosidad y un punto de sabor distintivo. Los arándanos son, quizás, los más típicos. Otras frutas que funcionan de maravilla son el plátano, el mango, la manzana en compota y el aguacate.

  • El yogur, el kefir, la créme fraîsche, el tofu sedoso o blando y quesos frescos como el ricotta, el requesón, el queso de cabra, el cottage cheese o el mascarpone darán a la masa de las tortitas un sabor muy especial y suave.

Saladas o dulces, fáciles y rápidas de preparar o de larga elaboración, existen tantas opciones para acompañar tortitas como la imaginación pueda dar de si, ya sea como relleno o como cobertura. Por ello lo mejor es dejarse llevar, curiosear y salir de la zona de confort probando ideas originales como estas.

  • Para los amantes de la baklava ¿qué tal unos pistachos picados, una pizca de agua de rosas, un pellizco de canela molida y un chorrito de miel?

  • Nata montada enriquecida con queso mascarpone y aromatizada con café, amaretto y chocolate rallado para un toque muy tiramisú.

  • Añadir a la masa la mezcla de especias de las típicas galletas hombre de jengibre, nuez moscada, canela y jengibre, es un acierto. Y como acompañamiento, dátiles picados y un chorrito de miel. No necesitan más.

  • La combinación chocolate, mantequilla de cacahuete y plátano es un clásico que funciona genial como relleno de tortitas finas, tipo crêpes, o como cobertura de las de estilo americano. Perfecta para los amantes del plátano y del dulce muy pronunciado.

tortitas con semillas de amapola
  • Inspirándonos en los crêpes Suzette, prescindir del licor hace que los niños puedan disfrutar de unas tortitas con mango, zumo de naranja y yogur griego. El toque cítrico se puede potenciar añadiendo ralladura de naranja y/o limón.

  • A base de verduras con champiñones, tomates cherry y piñones. Tres ingredientes que se pueden usar picados y en crudo o convertidos en salsa. Si dedicamos un poco de tiempo y hacemos un sofrito de cebolla y champiñones, añadimos caldo de verduras y nata líquida obtendremos una salsa suave y deliciosa.

  • Los sabores indios también tiene cabida en el universo de las tortitas a través de dados de queso paneer, chutney de mango y yogur de coco. ¡Nunca las tortitas resultaron tan exóticas!

  • La presentación juega un papel importante a la hora de convertir unas tortitas corrientes en un bocado sublime. La idea de usar la tortita como taco mexicano y rellenar de nata y frutos del bosque no pasará desapercibida entre los comensales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio