Compartir
Publicidad

El aguacate. Un delicioso y sorpredente fósil viviente

El aguacate. Un delicioso y sorpredente fósil viviente
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre que se usa el término "fósil viviente", nos pueden venir a la cabeza imágenes como las de los tiburones, las tortugas, o los esturiones. Pocas veces se nos ocurre pensar en que las plantas, y más concretamente algunas de las plantas que nos comemos también lo son.

Muchos pensaréis que el motivo es porque casi todas lo son. Pues no. Por ejemplo, el tan natural tomate era más bien verde y muy pequeñito y la zanahoria morada. Pues bien, el aguacate, como algunas otras frutas tropicales también lo podríamos considerar un fósil viviente. La cuestión es, ¿por qué no se extinguió hace tiempo?

Los fantasmas de la evolución

De acuerdo con el libro "The Ghosts of Evolution: Nonsensical Fruit, Missing Partners, and Other Ecological Anachronisms" (se podría traducir como "Los fantasmas de la Evolución: Nonsensical Frutas Sinsentido, Socios Perdidos y Otros Anacronismos Ecológicos") el aguacate, debería estar extinguido.

En el libro, Connie Barlow, una bióloga evolutiva, ha hecho un estudio de muchas especies vegetales que han sobrevivido hasta nuestras días sin razón aparente. El aguacate es una fruta, bastante grasienta por cierto, que como tantas otras plantas necesita de los animales para dispersar la semilla. Uno puede pensar en una manzana o una pera, y ve que es bastante factible, que este mecanismo funcione, pero ¿un aguacate?

Vale, sí, se lo podrían comer los elefantes. El problema es que donde crecía originariamente el aguacate, ¡no hay elefantes! Parece ser que sus "socios" para dispersar la enorme semilla del aguacate eran: un primo hermano del Elefante, que sí vivía allí y que llamaba Cuvieronius y los perezosos gigantes. Estos animales se comían los aguacates y eran los que ayudaban a la dispersión de la planta a través de las semillas. El problema es que ambos se extinguieron hace millones de años. Volvemos a la pregunta inicial, ¿por qué no se extinguió el aguacate hace tiempo?

Pues porque otros animales, quizá monos en un principio, y con toda seguridad nosotros, encontramos que estaba deliciosos y que podía hacer un guacamole o un "gazpacho" deliciosos.

El aguacate no es el único

No. Hay otras plantas que han sobrevivido gracias a que nos las comemos, o simplemente, a que nos parecen bonitas. Entre ellas podrían estar el café, o algunas frutas tropicales como la papaya, el mango, o la yuca. En ocasiones, algunas de las plantas que comemos, pueden llegar hasta nuestros días algunas simplemente por pura casualidad, y porque a los primeros que se les ocurrió comerlas, les gustaron, y de alguna forma, las rescataron de la trampa de la extinción, ¿curioso no? ¿se os ocurre alguna otra planta similar?

Fuente: BrainPickings.org.

Imágenes | Por Wikipedia

En Directo al paladar | Falsos makis de salmón y aguacate con wasabi. Receta

En Directo al paladar | Cous cous de aguacate. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio