Publicidad

Receta de bizcocho de naranja y almendra, tierno y aromático

Receta de bizcocho de naranja y almendra, tierno y aromático
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

No soy muy de tomar zumos en casa porque prefiero la fruta entera, por eso lo primero que pensé cuando llegó a casa un regalo en forma de naranjas fue en exprimirlas para preparar algún dulce. Este bizcocho de naranja y almendra ha resultado toda una delicia, muy tierno y jugoso.

Encontré la inspiración en una receta del libro de Secocina, aunque M. Ángeles la prepara en forma de pastelitos individuales con una cobertura de chocolate. Lo que me gusta de este bizcocho es el toque de la almendra molida que tan bien combina con el zumo de naranja, dándole un aroma fantástico.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Huevo L 3
  • Azúcar 150 g
  • Aceite de oliva virgen extra 50 g
  • Zumo de naranja 100 ml
  • Ralladura de naranja
  • Sal 2 g
  • Almendra molida 50 g
  • Harina de repostería 85 g
  • Levadura química 1 y 1/2 cucharaditas 6 g
  • Bicarbonato sódico 1 cucharadita 7 g
  • Azúcar glasé opcional

Cómo hacer bizcocho de naranja y almendra

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 45 m

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde redondo o rectangular para bizcochos. Separar las claras de las yemas de los huevos. Batir las yemas con el azúcar moreno hasta que espese y adquiera un color pálido.

Agregar el aceite de oliva, el zumo de naranja, la ralladura y la sal y seguir batiendo un poco más. Tamizar encima la almendra molida junto con la harina, la levadura y el bicarbonato, y mezclar suavemente. Batir aparte las claras a punto de nieve y añadirlas.

Mezclar todo con suavidad mediante movimientos envolventes. Llenar el molde y hornear durante unos 40-50 minutos, dependiendo del molde. Vigilar el punto introduciendo un palillo para comprobar que sale limpio. Esperar un poco fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Bizcocho de naranja y almendra. Pasos de la receta

Con qué acompañar el bizcocho de naranja

Este bizcocho de naranja y almendra es ideal tanto para el desayuno como para la merienda, o para acompañar el café después de comer. La miga es muy tierna y suave, jugosa y aromática, y si queréis redondear este dulce bocado podéis servirlo con un chocolate fundido, aunque, sinceramente, no le hace falta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir