Canadian War Cake: historia (y receta) del pastel de la I Guerra Mundial que alimentó a soldados y retaguardia

Canadian War Cake: historia (y receta) del pastel de la I Guerra Mundial que alimentó a soldados y retaguardia
Sin comentarios
8 votos

Sin mantequilla, sin huevos y sin leche. Así empieza la historia del Canadian War Cake, un bizcocho que, literalmente, podemos calificar 'de batalla'. Su cometido, ser nutritivo, sustancioso y no dejar desnutridos a los soldados canadiense durante la I Guerra Mundial.

La ironía es que este cake no estaba destinado a alimentar a los hombres en el frente, sino a nutrir a la retaguardia que permanecía en Canadá. Con la propaganda a toda máquina, la necesidad de enviar víveres al frente suponía que la cocina doméstica no 'derrochase' materias primas.

Fuertemente especiado, el resultado de este pastel era una masa densa y resistente en la que los frescos brillaban por su ausencia. En las recetas originales se añadían melazas y azúcar, trozos de tocino (la única grasa que se encontraba con facilidad), agua caliente, pasas y harina.

La durabilidad, teniendo en cuenta los ingredientes y la consistencia, servía también para que se pudiera transportar con facilidad. Razón por la que también se servía en los barcos que se fletaban con dirección al Viejo Continente.

War Cake, un postre para hacer de la necesidad virtud

Propaganda Y Carteleria De La Importancia Del Racionamiento Y De La Alimentacion En El Frente
Propaganda y cartelería de la importancia del racionamiento y de la alimentación en el frente.

Por este motivo, considerar un cake a esta receta sería raro para los estándares actuales. Más bien hablaríamos de un pan, aún con la presencia de ciertos elementos dulces, destinado a ser una comida única y nutritiva que permitiera ahorrar comida y dinero por si venían mal dadas.

Además, la poca hidratación del pastel y el uso de la sal y el azúcar, además de las frutas deshidratadas, avalaba la resistencia del cake. Recomendaciones culinarias que también puso en marcha la United States Food Administration, una entidad gubernamental de la Administración Hoover que funcionó entre 1917 y 1920, en el libro War Economy in Food.

Con la misma intención economizadora que el Canadian War Cake, la USFA publicaba carteles y directrices que insistían en la necesidad de racionar la comida en Estados Unidos para poder mantener a los soldados en el frente.

En ese sentido, se instaba a reducir la ingesta de azúcar, fundamental como energía para las tropas, y utilizar melaza, el sirope de maíz o las pasas como sustitutivos. En ese mismo sentido, también creaban días como el 'meatless Monday' para no consumir carne el lunes o los 'wheatless Wednesdays' para no utilizar harina durante los miércoles.

Racionamiento en casa; alimento en el frente

Portadas De Varios Panfletos Y Libros Editados Durante La Ii Guerra Mundial Con Recomendaciones De Como Racionar O Conservar La Comida
Portadas de varios panfletos y libros editados durante la II Guerra Mundial con recomendaciones de cómo racionar o conservar la comida.

Priorizando los esfuerzos de la guerra, esta asociación también intervenía los precios de las materias primas, especialmente de los cereales, a través del racionamiento. Situación que, como es lógico, también dio pie a la aparición del estraperlo de subsistencia.

Además, la intención de estos recortes no eran meramente altruistas. O no en el caso de Canadá. Con toda la economía de guerra de los países europeos centrada en el frente, la mano de obra en el campo y en las granjas era escasa. Lógicamente, mantenidos por mujeres, huertas, establos y corrales se convirtieron en los graneros con los que abastecer al frente pero faltaban manos.

Canadian War Cake C Bcfoodhistory Ca Linda Peterat
Canadian War Cake. ©bcfoodhistory.ca - Linda Peterat

Ahí entraba también la rentabilidad de la guerra, como prueba el siguiente cartel, donde se insta a los canadienses a llenar los platos ingleses de mantequilla como oportunidad de negocio. No olvidemos que en 1918, Canadá aunque fuera un país independientemente, mantenía enormes vínculos con Reino Unido como antigua metrópoli.

El éxito de estos cakes hizo que 20 años más tarde, cuando la II Guerra Mundial estalló, se incluyera la receta en manuales como Economy Recipes for Canada’s Housesoldiers o How to Eat Well Though Rationed: Wartime Canning and Cooking Book donde se referían a las amas de casa como 'soldados del hogar', e incluso soluciones para enlatar y conservar frutas y verduras en Wartime Home Canning of Fruits and Vegetables.

En este caso, os dejamos una receta con la que podéis atreveros a emular el War Cake que la USFA propone.

Canada
Canada's War Cake. ©Delishably

Ingredientes

Para 25 personas
  • Melaza o miel de caña taza 1
  • Sirope de azúcar taza (en origen, sirope de maíz) 1
  • Agua tazas 1.5
  • Uvas pasas sultanas paquete 1
  • Manteca de cerdo cucharadas soperas 2
  • Sal cucharadita 1
  • Canela molida cucharadita 1
  • Clavo de olor molido cucharadita 0.5
  • Nuez moscada molida cucharadita 0.5
  • Harina de trigo tazas 3
  • Bicarbonato sódico cucharadita 0.5
  • Levadura química cucharaditas 2

Cómo hacer el War Cake, pastel de aprovechamiento

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 10 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 1 h
  • Reposo 8 h

Para actualizar la receta, acudimos a la que recomiendan desde Delishably, donde los ingredientes son los mismos que en la receta de 1942.

Cuece juntos durante cinco minutos a fuego medio los primeros nueve ingredientes (melaza, sirope, agua, uvas pasas, manteca de cerdo, sal, canela molida, clavo y nuez moscada) para que se integren bien. Una vez mezclados, deja enfriar (al menos una noche).

Al día siguiente, precalienta el horno a 180º centígrados. Mezcla a conciencia la harina, el bicarbonato y el impulsor químico (la levadura química) con la masa, lleva a un molde de cake (o dos) y hornea durante una hora a 180º centígrados.

El 'war cake' estará listo cuando coja un agradable color marrón y cuando le clavemos un palillo y salga limpio.

8 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el War Cake

La ventaja de este cake es que aguantar varios días, así que tendréis desayuno y merienda para unos cuantos. Lo más lógico es acompañarlo de un té o de un buen café e ir dándole salida en las mañanas o las tardes. De postre seguramente sea demasiado contundente.

Además, para hacerlo más 'pasable', podéis añadir nata o un icing a vuestro antojo. Huelga decir que podéis alterar la receta en cuanto a los saborizantes (podéis añadir esencias de vainilla, pieles de naranja o limón, cambiar especias) o sustituir algunas grasas por otras que os apetezcan más (como el aceite de oliva, la mantequilla o la margarina) y la parte dulce de las melazas o los siropes por mieles y otros siropes.

Imágenes | Canadian War Cake. bcfoodhistory.ca - Linda Peterat / Canada's War Cake. ©Delishably / wartimecanada.ca / activehistory.ca

En Directo al Paladar | 12 recetas de bundt cakes para lucirte con el dulce estadounidense que no sabe si es un bizcocho o un pastel
En Directo al Paladar | Cómo utilizar hierbas aromáticas y especias en tu repostería, con los trucos de Jacobo Moreno, pastry chef de Pastelerías Mallorca

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio