Publicidad

Chocolate con frutos secos, pipas de calabaza y orejones de albaricoque. Receta de Navidad

Chocolate con frutos secos, pipas de calabaza y orejones de albaricoque. Receta de Navidad
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si os gusta el chocolate y os apetece trastear con él en casa para combinarlo con otros sabores, tenéis que probar esta receta de chocolate con frutos secos, pipas de calabaza y orejones de albaricoque. Es una de esas elaboraciones que tanto me gustan por la versatilidad que ofrece y por lo tremendamente fácil que es de preparar.

En el mundo anglosajón se conoce como bark, "corteza", por el aspecto que tiene recordando a las cortezas de árbol que se craquelan en láminas o porciones irregulares. No necesitamos moldes ni accesorios especiales, tan solo fundir chocolate, extender sobre papel sulfurizado, añadir toppings y trocear groseramente cuando se haya secado.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Chocolate negro de buena calidad 300 g
  • Orejones tiernos 6
  • Pipas de calabaza 40 g
  • Semillas de lino 20 g
  • Almendras peladas crudas 70 g
  • Avellanas peladas crudas 20 g

Cómo hacer chocolate con frutos secos, pipas de calabaza y orejones de albaricoque

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m

Hay que procurar escoger un buen chocolate negro con alto porcentaje en cacao y de una marca de buena calidad. Lo vamos a atemperar un poco solo para que coja mejor aspecto, aunque en este caso no es un paso fundamental. La combinación de frutos secos se puede variar completamente al gusto.

Picar el chocolate y poner 2/3 a fundir al baño maría, siempre procurando que la temperatura no sea muy fuerte y que el agua no roce el recipiente del chocolate. Cuando esté fundido y muy líquido, apartar y añadir el resto del chocolate, mezclando bien para que se funda y baje la temperatura. Volver a calentar unos minutos y dejar enfriar un poco.

Mientras tanto disponer los frutos secos y semillas en una bandeja de horno y hornear a 180ºC durante unos 10-15 minutos, hasta que se hayan tostado, vigilando bien que no se quemen. Llevar a una fuente extendiéndolos bien para que se enfríen.

Picar los orejones de albaricoque en cubitos pequeños. Hay que procurar que sean de calidad, sin azúcar añadido ni cubiertas de aceites o ceras, y bien tiernos y jugosos.

Cubrir un molde cuadrado tipo brownie o una simple bandeja de horno con papel sulfurizado y echar el chocolate fundido. Extender usando la gravedad moviendo el molde o con una espátula, dejando un grosor de unos 5 mm, o al gusto.

Repartir por encima la combinación de frutos secos y orejones, sin presionarlos. Dejar enfriar para que se solidifique por completo a temperatura ambiente, al menos una hora, mejor dos o tres. Depende de la zona y de la época del año. Cortar en porciones con las manos quebrando el chocolate.

Bark de chocolate. Pasos

Con qué acompañar el chocolate

Este chocolate con frutos secos, pipas de calabaza y orejones de albaricoque es una receta ideal de Navidad porque podemos disfrutarlo a cualquier hora o envolverlo para regalo y tener un dulce detalle con los amigos y la familia. En invierno se puede guardar en un recipiente hermético colocado en un lugar fresco, o directamente en la nevera.

Lo ideal es sacarlo a la hora del café o tener listas porciones pequeñas para un picoteo dulce más sano que las chocolatinas comerciales. Si usamos chocolate bien negro y con poco azúcar, mucho mejor.

En Directo al Paladar | Galletas amaretti de chocolate y canela. Receta de Navidad
En Directo al Paladar | Bombones sencillos de mazapán. Receta de Navidad

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir