Compartir
Publicidad

Galletas de limón y tomillo: receta con aroma campestre

Galletas de limón y tomillo: receta con aroma campestre
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que ya lo he dicho varias veces: me encantan los dulces con limón. En general, los cítricos aportan un sabor y una textura deliciosa a galletas, bizcochos y pasteles, pero el limón siempre tiene un lugar privilegiado en mi recetario. Por eso en cuanto vi esta receta en Los cerezos en flor me la guardé rápidamente, y tras adaptarla un poco hemos disfrutado en casa de estas deliciosas galletas de limón y tomillo.

Esa es otra virtud de la fruta cítrica, que combina de maravilla con muchas otras especias y aromáticas. El tomillo me recuerda a mi infancia en el campo murciano, donde también abundan los limoneros, y siempre que puedo se lo agrego a recetas como esta, que nos trae un aroma fresco campestre a unas pastas de textura suave. Son perfectas para acompañar el té o café de media tarde.

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Mantequilla sin sal atemperada 115 g
  • Limón bien aromático 1
  • Azúcar de grano fino (no glasé), si es posible 80 g
  • Tomillo seco una cucharadita
  • Miel 60 g
  • Azúcar vainillado una cucharadita
  • Harina de repostería 225 g
  • Sal 2 g
  • Bicarbonato sódico 8 g
  • Azúcar glasé para decorar

Cómo hacer galletas de limón y tomillo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 30 m

Trocear la mantequilla ablandada y colocar en un recipiente. Batir con batidora de varillas hasta dejarla cremosa. Aparte frotar el azúcar con la ralladura del limón, sin llegar a la parte blanca, para soltar los aromas cítricos. Añadir el tomillo y frotar más.

Incorporar el azúcar a la mantequilla y batir con la batidora hasta conseguir una textura esponjosa. Echar la miel y el zumo del limón colado por un colador y batir un poco más. Incorporar la harina, el bicarbonato, la sal y el azúcar vainillado, y batir a velocidad baja un poco. Terminar de mezclar con una espátula, envolver en plástico film y dejar en la nevera como mínimo 30 minutos.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas con papel sulfurizado o una lámina de silicona. Coger porciones pequeñas de masa con una cucharilla y dar forma redondeada con las manos. Distribuir en las bandejas dejando un par de centímetros de separación entre ellas.

Hornear una bandeja cada vez, durante unos 8-10 minutos, hasta que se doren al gusto. Esperar un poco fuera del horno para que se solidifiquen, ya que están muy blanditas recién horneadas, y dejar enfriar por completo en una rejilla. Rebozar en azúcar glasé una vez frías.

Galletas de Limón. Pasos

Con qué acompañar las galletas

Como comentaba al principio, estas galletas de limón y tomillo me parecen perfectas para tener en una bonita caja en casa y sacarlas para acompañar el café o el té. Si tenemos invitados seguro que agradecerán el detalle goloso. Podríamos darles un glaseado ligero preparado con azúcar glasé mezclado con un poco de zumo de limón, o dejarlas tal cual.

En Directo al Paladar | Galletas glaseadas de naranja y copos de avena. Receta
En Directo al Paladar | Galletas de mantequilla tostada con chips de chocolate y flor de sal. Receta para golosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio