Compartir
Publicidad
Publicidad

Queso fresco de cabra a la brasa bien maridado. Receta

Queso fresco de cabra a la brasa bien maridado. Receta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta época del año, en la zona donde vivo, a pesar de que de día hace ya mucho calor, de noche refresca y es un gustazo cenar fuera, bajo las estrellas. Una de mis cenas favoritas en esta época (la suelo preparar la noche de San Juan) es esta receta de queso fresco de cabra a la brasa bien maridado. Bien maridado porque suelo descorchar un buen vino para degustarlo. En este caso un Somontano, un Pyrene, reserva del 2003.

El aroma del queso de cabra caliente, el humo de los palos de encina, el vino espeso y cargado de taninos, la brisa fresca de la noche, el cielo lleno de estrellas y los grillos ¿qué más se puede pedir? Un maridaje perfecto.

Los ingredientes

1 queso fresco de cabra, 1 hilillo de AOVE, un pellizco de aromáticas (orégano he utilizado yo) y sal.
Una ensalada, pan y un buen vino para acompañar.

La preparación

Podemos hacerlo en brasas o en una plancha o sartén al fuego, o bien en el horno. Preparamos la ensalada, cortamos el pan en rodajas y descorchamos el vino para que vaya respirando.

Con las manos, untamos el queso de AOVE, masajeándolo suavemente. Cuando la plancha esté caliente, ponemos el queso sobre ella, espolvoreamos con aromáticas la superficie y dejamos hacer hasta que veamos que se empieza a aplanchetar y a sudar. Esto significa que se está calentando en el interior. Le damos la vuelta, le volvemos a poner aromáticas y cocinamos 2 ó 3 minutos más.

Si la plancha es amplia podemos poner las revenadas de pan alrededor, para que se vaya tostando.

Sacamos el queso a un plato caliente, lo aliñamos con AOVE y sal y lo repartimos en porciones.



Lechuga con levadura de cerveza

Tiempo de elaboración | 10 minutos
Dificultad | Fácil

La degustación

Heidi y su abuelo comían esto a diario, aunque nosotros hemos mejorado esta receta de queso fresco de cabra a la brasa bien maridado, acompañándolo con una buena ensalada y un tinto rotundo. Tal vez ellos también lo hacían.

En cualquier caso aquí os dejo esta idea para cenas en noches veraniegas. Por supuesto podéis utilizar cualquier otro queso pero, el queso fresco ya sabéis que tiene menos grasa y resulta bastante más digestivo que el resto, ambos detalles a tener en cuenta puesto que hablamos de cenas.

¡Feliz noche de brujas!

En Directo al Paladar | Cómo hacer queso fresco de cabra. Receta
En Directo al Paladar | Tarta de requesón . Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos