Publicidad

Espirales de queso y mostaza, receta de picoteo fácil y deliciosa

Espirales de queso y mostaza, receta de picoteo fácil y deliciosa
4 comentarios
13 votos

Esta receta de espirales de queso y mozarella es ideal para aprovechar los trozos de queso que quedan en la nevera, de cualquier queso, por eso no os he puesto ninguna variedad en especial. Yo aproveché un trozo de manchego y el resultado fue delicioso.

Serví estos palitos como aperitivo en una comida formal y nos gustó mucho a todos. He pensado que la próxima vez los espolvorearé con sésamo tostado o pipas de girasol. La verdad es que admiten muchas variaciones y son tan fáciles de preparar que no hay excusa para no animarse a hacerlos.

Ingredientes

Para 25 unidades
  • Harina de trigo tamizada 75 g
  • Sal una pizca
  • Mantequilla a temperatura ambiente 50 g
  • Queso rallado 50 g
  • Yema de huevo 1
  • Mostaza de Dijon 5 ml

Cómo hacer espirales de queso y mostaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 15 m

Empezamos poniendo la harina, la sal y la mantequilla en un cuenco y frotamos con los dedos hasta formar migas. Añadimos el queso y mezclamos. Aparte, batimos la yema con una cucharada de agua fría y la mostaza. Agregamos a las migas y amasamos.

Formamos una bola con la masa, la envolvemos con film trasparente y la guardamos en la nevera 15 minutos. Transcurrido este tiempo, la sacamos y la extendemos, dándole forma de rectángulo. Con un cuchillo afilado, cortamos tiras de 1 cm de ancho, aproximadamente.

pasoapaso

Hacemos girar cada tira de masa para darle forma de espiral. Disponemos las espirales en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o untada de mantequilla y cocemos 15 minutos a horno precalentado a 200ºC. Las dejamos enfriar y ya están listas para comerlas.

13 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar las espirales de queso y mostaza

Esta receta de espirales de queso y mostaza puede servirse tanto fría como templada, de ambas formas están deliciosas. Si queremos adelantar tarea, podemos prepararlas con antelación y congelar la masa antes de hornearlas, después bastará con meterlas en el horno precalentado y quedarán igual de deliciosas. Conservaremos las espirales en un recipiente hermético, para que no se ablanden.

En Directo al Paladar | Fingers de mozzarella al horno. Receta
En Directo al Paladar | Tarta de queso con remolinos de chocolate. Receta para San Valentín

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios