Compartir
Publicidad

Mousse de pimientos de piquillo y queso de cabra. Receta clásica renovada

Mousse de pimientos de piquillo y queso de cabra. Receta clásica renovada
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las recetas que, durante años, estuvo presente en las mesas de Navidad de mi familia es el pudin de pimientos de piquillo. Mi madre lo preparaba con huevos enteros, tomate y leche evaporada y lo horneaba al baño María en un molde de terrina o plum cake que luego porcionaba a la hora de servir.

A mi me encanta su receta, que es un clásico más alla de las paredes de nuestra casa familiar, y llevaba un tiempo queriendo versionarla. Por ello esta Navidad le he dado una vuelta de tuerca y la he transformado en una mousse de pimientos de piquillo y queso de cabra que he presentado como aperitivo en vasitos de chupito. También se puede servir como canapé y adornar de finas lonchas de pepino, huevo duro, etc.

Ingredientes para ocho unidades

  • 1 cebolla pequeña, 1 cucharadita de carne de pimiento choricero, 1/2 cucharadita de pimentón dulce, 150 g de pimientos de piquillo, 80 g de queso cremoso de cabra, 2 claras de huevo, 1 hoja de gelatina (2 g), aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.

Cómo hacer mousse de pimiento y queso de cabra

Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y pochamos la cebolla a fuego suave durante unos 10 minutos o hasta que se torne transparente. Agregamos la carne de pimiento choricero, el pimentón dulce y los pimientos de piquillo. Removemos y sofreímos un par de minutos. Agregamos el queso de cabra y removemos.

Trituramos la mezcla con una batidora eléctrica. Separamos una pequeña parte en un cuenco pequeño. Vertemos el resto otro más grande y dejamos atemperar unos minutos. Batimos las claras a punto de nieve, las añadimos al cuenco grande, poco a poco, removiendo con suavidad y movimientos envolventes para que no se pierda el aire incorporado en las claras con el batido.

Reservamos el cuenco en la nevera mientras continuamos con el resto de la receta. Hidratamos la hoja de gelatina en agua fría durante cinco minutos. Calentamos el puré de piquillo que hemos reservado en el cuenco pequeño, 30 segundos en el microondas. Añadimos la hoja de gelatina bien escurrida de agua y removemos hasta que se haya integrado.

Sacamos el cuenco grande de la nevera y pasamos una cucharadita de su contenido al cuenco pequeño. Removemos y repetimos la operación dos o tres veces más. Queremos que la temperatura de la mezcla del cuenco pequeño baje ligera y lentamente para que no se formen grumos. Ahora hacemos lo contrario, es decir, pasamos la mezcla del cuenco pequeño al grande, cucharada a cucharada y removiendo en el proceso.

Transferimos la mezcla a una manga pastelera con una boquilla de estrella. La introducimos en la nevera y dejamos reposar durante 30 minutos antes de servir en vasitos de chupito y decorar con sal de aceitunas negras y hojas de perejil fresco (opcional). También podemos usar la mezcla para rellenar tartaletas, escudillar sobre blinis o tostas de pan, etc.

Paso A Paso Mousse De Pimientos Y Queso De Cabra

Tiempo de elaboración | 30 minutos + 30 minutos de reposo
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta mousse de pimientos de piquillo y queso de cabra es una delicia tanto por su textura como por su sabor. Es muy versátil ya que se puede servir en chupito, como canapé, acompañar de unos grissini con los que comerlo o servir sobre unas cucharillas comestibles como las que utilizamos en el dip de especiado de berenjenas al estilo de Medio Oriente.

En Directo al Paladar | Tiradito de salmón marinado con sésamo. Receta ligera de Navidad
En Directo al Paladar | Quiche de jamón y queso

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio