Publicidad

Paté suave de morcilla. Receta de aperitivo

Paté suave de morcilla. Receta de aperitivo
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo mío con la morcilla es una relación de amor y odio. Me encantan las clásicas rodajas tostadas de morcilla frita, crujientes en su exterior y jugosas dentro, pero me sacian demasiado por lo que no suelo comerlas a menudo. Otras veces he optado por cocinarlas en revueltos de morcilla con pasas y piñones o por hacer saquitos de pasta filo rellenos de morcilla, pero sin duda, la receta del paté suave de morcilla que os voy a enseñar hoy es mi preferida a la hora del aperitivo.

El paté de morcilla es excelente para untar en galletas saladas o crackers y además podéis utilizarlo para hacer otras recetas como croquetas de morcilla y otras preparaciones como rellenos de canelones, pimientos, etc. Además, como se suaviza bastante el sabor de la morcilla al mezclarla con los demás ingredientes, el resultado es una pasta cremosa que os encantará de aperitivo, con una cerveza fría.

Ingredientes para hacer un frasco mediano de paté suave de morcilla

  • 200 g de morcilla, 75 ml de nata líquida, sal, 2 quesitos en porciones, pan tipo crakers o galletas saladas

Cómo hacer un paté suave de morcilla para el aperitivo

Este tipo de cremas untables o patés resultan muy prácticos a la hora del aperitivo y como se preparan en 15 minutos, es muy conveniente tener siempre en la nevera un tarrito para resolver cualquier reunión improvisada o simplemente para disfrutarlo en forma de tentempié, siempre con moderación.

Empezamos sacando el relleno de la morcilla de su tripa, y desmenuzándolo un poco. En una sartén con un poquito de aceite de oliva, doramos un poco la morcilla para evitar que esté cruda. Cuando ya cambia de color, añadimos la nata líquida o crema de leche y removemos hasta que quede bien homogéneo.

Añadimos los quesitos y dejamos que se deshagan en el líquido y pasamos todo el contenido a un vaso alto para triturarlo con la batidora. Una vez triturado lo probamos y rectificamos de sal y lo pasamos a un frasco bien esterilizado y dejamos que se enfríe en la nevera. Tened en cuenta que al enfriar se espesa bastante.

pate_de_morcilla_pasos.jpg

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

El paté suave de morcilla es una excelente forma de disfrutar de la morcilla beneficiándose de dos ventajas. Comida así no resulta tan fuerte de sabor y además no "repite". A todos les sorprenderá disfrutar con unas tostaditas crujientes o con unos simples crackers o galletas saladas. Ya veréis qué éxito.

En Directo al Paladar | Berberechos al vino. Receta de aperitivo
En Directo al Paladar | Receta de mejillones en salsa picante de tomate

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir