Receta de morro de cerdo frito, un aperitivo perfecto y rápido

Receta de morro de cerdo frito, un aperitivo perfecto y rápido
Sin comentarios
3 votos

Llámalo morro, jeta o careta, pero en esencia estamos respondiendo a lo mismo: la cara del cerdo, que forma parte de una selecta casquería que nos vuelve locos como aperitivo.

Apenas misterio, más allá de cocer bien el morro de cerdo —que podríais comprar congelado, aunque fresco tiene más gracia— para luego freírlo.

Ciencia poca, sabor todo; esta receta nos permite reivindicar una casquería en desuso que en esta ocasión nos lleva a una receta crujiente y jugosa que, si se tercia podemos guisar.

En ciertos lugares se estila prepararlo al ajillo o incluso rebozado, pasándolo por harina, para que quede aún más crujiente, aunque nosotros nos quedamos en la versión purista.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Morro de cerdo 1
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Vinagre

Cómo hacer morro de cerdo frito

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 33 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 28 m
  • Reposo 5 m

Preparamos una olla con abundante agua con sal y unas gotas de vinagre, llevamos a ebullición y cuando esté el agua bien caliente echamos el morro de cerdo entero, cociéndolo unos 15 minutos a fuego medio.

Lo sacamos pasado ese tiempo, cuando notemos que esté cocinado, y lo troceamos en pedazos de bocado, dejándolo enfriar.

Cuando ya esté frío o atemperado, calentamos en una sartén o freidora una buena cantidad de aceite, hasta que llegue a los 180 ºC y freímos allí el morro de cerdo hasta que veamos que está tostado y dorado, pero sin que llegue a quemarse.

Retiramos, dejamos escurrir en una rejilla el exceso de grasa, salamos y servimos caliente.

3 votos

MAGEFESA Black - Sartén freidora 26cm de Acero vitrificado Exterior Negro. Antiadherente bicapa Reforzado, Apta para Todo Tipo de cocinas, Especial inducción. 50% de Ahorro energético.

Con qué acompañar el morro de cerdo

Se nos ocurre seguir el festival casquero y tirar por el lado de las madejas o zarajos fritos, pero también de la cabeza de cordero asado o de algo tan elemental —aunque no casquero— como un buen torrezno de Soria.

En DAP | La guía definitiva de la casquería, según el rey de las vísceras: cómo escogerla, cómo cocinarla
En DAP | Siete recetas para un picoteo del finde a base de embutidos

Temas
Inicio