Saganaki: la receta griega de queso feta frito que querrás comer día sí y día también

Saganaki: la receta griega de queso feta frito que querrás comer día sí y día también
Sin comentarios
23 votos

Si eres fan del queso feta tal cual, sin adornos, imagina cómo ha de estar en formato "saganaki", es decir, rebozado y frito. Con una corteza crujiente y un interior suave y tierno, rematado con un toque de zumo de limón, miel y semillas de sésamo. Para morir e ir al cielo ¿verdad?

Solo cinco minutos y un puñado de ingredientes básicos te separan de esta receta tan súmamente soberbia. Solo hay que calentar un poco de aceite, rebozar el queso en huevo y harina y a la sartén. Así de simple. Prueba a envolverlo en masa filo o rebozar en semillas de sésamo si te apetece probar otras variantes.

El término "saganaki" hace referencia al utensilio de dos asas que se usa para freír y que da nombre a los platos que en él se elaboran: queso, mejillones, gambas, champiñones, entre otros. Deliciosos todos servidos con salsa casera de tomate, aunque el saganaki de queso feta se lleva la palma.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Queso feta 1
  • Huevo 1
  • Harina de trigo
  • Aceite de oliva
  • Limón
  • Miel
  • Romero fresco para decorar

Cómo hacer saganaki de queso feta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 5 m

Vertemos un par de dedos de aceite de oliva en una sartén y la ponemos al fuego. Mientras se calienta escurrimos el queso feta y lo secamos bien con papel absorbente de cocina. Si queremos, podemos cortarlo por la mitad o en más porciones.

paso a paso saganaki o queso feta frito

Lo pasamos por huevo batido y, después, por harina, procurando que quede bien rebozado. Freímos en el aceite caliente durante un par de minutos por cada lado o hasta que tenga un tono dorado. Escurrimos y servimos con un chorrito de miel, otro de zumo de limón y unas ramas de romero fresco.

23 votos

Con qué acompañar el saganaki o queso feta frito

Tradicionalmente el saganaki o queso feta frito se sirve con un chorrito de zumo de limón, para compensar la presencia del aceite. A nosotros nos gusta añadir también miel y unas semillas de sésamo, que aportan el toque decorativo. Una bebida bien fresca a su vera y tan ricamente.

En Directo al paladar | 11 recetas con queso feta para un picoteo o comida ligera de aires griegos
En Directo al paladar | Queso feta con verduras en papillote. Receta fácil, rápida y sabrosa

Temas
Inicio