Compartir
Publicidad

Jambalaya de langostinos y tomate: receta de "arroz con cosas" para comer bien sin complicaciones

Jambalaya de langostinos y tomate: receta de "arroz con cosas" para comer bien sin complicaciones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estoy muy a favor del concepto one-pot que emplean los angloparlantes en cocina. Se refieren a aquellos platos bien completos que solo manchan una olla o sartén, y son perfectos para los menús entre semana. Este jambalaya de langostinos y tomate cumple de sobra con tales requisitos, y su dificultad es mínima.

Me gustó la receta cuando la vi en la edición en papel de BBC Good Food, anunciada además como un plato perfecto para comer bien sin más complicaciones, pues es muy completo y te deja más que satisfecho. A diferencia del jambalaya más popular, esta versión no incluye nada de carne y es un poco más ligera.

Ebro Foods
ofrece:
Brillante Sabroz es una variedad exclusiva de arroz que absorbe como el bomba y siempre queda en su punto. Con Sabroz, no te tendrás que preocupar del tiempo de cocción, o de si todo el mundo llega a su hora, porque el arroz siempre te quedará bien

Ingredientes

Para 2 personas
  • Cebolla blanca 1
  • Apio 1
  • Pimiento verde italiano 1
  • Diente de ajo 1
  • Hinojo seco 1/2 cucharadita
  • Pimentón dulce 1/2 cucharadita
  • Comino molido 1/2 cucharadita
  • Orégano seco 1 cucharadita
  • Arroz de grano largo 100 g
  • Tomate troceado natural 400 g
  • Pimiento amarillo o de otro color 1
  • Caldo de verduras o pescado o agua 250 ml
  • Langostinos pelados frescos o congelados 200 g
  • Cebolleta (tallo) verde
  • Perejil fresco o cilantro
  • Guindilla 1
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer jambalaya de langostinos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 40 m

Descongelar los langostinos si los usamos congelados. Lavar y secar el apio, la guindilla, el pimiento, los tallos de cebolleta y el cilantro o perejil. Quitar los filamentos del apio y picar en piezas pequeñas. Picar la cebolla y el diente de ajo sin el germen. Retirar las semillas de la guindilla y cortar en rodajas finas. Cortar el pimiento en tiras, sin las semillas.

Calentar un chorrito de aceite en una sartén amplia o cazuela y pochar la cebolla con el apio, el pimiento y una pizca de sal, a fuego suave, unos 5 minutos. Añadir el ajo y la guindilla -podemos reservar una parte para decorar al final- remover bien y echar todas las especias.

Añadir el arroz y cocinar durante un minuto. Agregar el tomate, el pimiento, el caldo o agua y salpimentar muy ligeramente -si usamos caldo, cuidado, por el nivel de sal-. Remover bien, llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego.

Dejar cocinar suavemente durante unos 25-30 minutos, comprobando el punto del arroz. Debe haber perdido casi todo el líquido, aunque tampoco queremos un plato totalmente seco. Incorporar los langostinos, tapar y cocinar un poco más hasta que se hayan cocido.

Servir con tallo de cebolleta picado, cilantro o perejil, y más guindilla o chile, si se desea. A mí me gusta dar un punto de limón también.

Jambalaya- Pasos

Con qué acompañar el jambalaya

La idea de este jambalaya de langostinos y tomate es que no necesitemos nada más en la mesa para sentirnos bien saciados, sin que sea un plato pesado. Solo necesitaremos algo de fruta de temporada o un yogur natural de postre. Las sobras aguantan bastante bien e incluso se puede hacer con antelación para llevar en el tupper, aunque personalmente me gusta más recién hecho.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio