Compartir
Publicidad

Chuletas de cerdo a la milanesa: receta de mi padre para una cena sencilla y sabrosa

Chuletas de cerdo a la milanesa: receta de mi padre para una cena sencilla y sabrosa
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando mi padre se queda solo en casa siempre alterna entre dos opciones para su comida: pasta o una pieza de carne rebozada. Es un hombre de costumbres sencillas, pero como bien dice, a veces no hace falta complicarse mucho más para comer bien y disfrutar. Esta receta de chuletas de cerdo a la milanesa parte de esa idea, con inspiración en el plato típico italiano.

Y es que la Cotoletta alla Milanese es una elaboración típica de Milán que consiste en freír en mantequilla una chuleta de ternera rebozada. Es un plato simple pero que hace las delicias de los más carnívoros. Aquí cambiamos la ternera por chuletas de cerdo, añadimos un par de toques para dar más sabor, y usaremos aceite de oliva para la cocción -algo que mi madre logró imponer a mi padre hace mucho años-. Aunque nada os impide optar por la tradicional mantequilla, por supuesto.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Chuletas de lomo de cerdo 4
  • Huevo 1
  • Leche 100 ml
  • Limón 2
  • Romero fresco o seco, al gusto
  • Tomillo fresco o seco, al gusto
  • Perejil fresco o seco, al gusto
  • Ajo granulado una pizca
  • Pan rallado necesario para rebozar
  • Queso Parmesano 1 cucharada
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra o mantequilla para cocinar

Cómo hacer chuletas de cerdo a la milanesa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 1 h

Disponer las chuletas de cerdo sobre un plato o fuente y secar con papel de cocina. Masajear con aceite de oliva, salpimentar ligeramente y añadir las hierbas y el zumo de medio limón. Tapar con plástico film y dejar marinar unos 30 minutos en la nevera.

Batir el huevo con la leche en un cuenco y la ralladura del limón. Disponer una buena cama de pan rallado mezclado con el queso Parmesano en un plato. Escurrir las chuletas, sumergir en el huevo batido y rebozar bien en la mezcla de pan rallado. Para asentar el rebozado podemos dejar reposar la carne otra media hora en la nevera.

Calentar un fondo de aceite de oliva o mantequilla en una buena sartén. Añadir las chuletas, sin sobrecargar demasiado el espacio, cuando esté bien caliente, y bajar el fuego a la mitad. Cocinar por ambos lados hasta que estén doradas al gusto. Salpimentar y servir con el otro limón cortado.

Chuletas Milanesa Pasos

Con qué acompañar las chuletas a la milanesa

Una guarnición clásica infalible para recetas como estas chuletas de cerdo a la milanesa son patatas fritas, aunque podemos aligerar el menú preparándolas asadas, en puré o cambiándolas por unas verduras al gusto. Una sencilla ensalada fresca también es una buena opción como acompañamiento más ligero.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio