Costilla de cerdo agridulce con melocotones: receta de aires asiáticos para viajar en la mesa

Costilla de cerdo agridulce con melocotones: receta de aires asiáticos para viajar en la mesa
1 comentario
18 votos

Hasta hace poco la costilla de cerdo la asociaba a plato tradicionales contundentes, como guisada con vino o en churrasco, pero cuando probé por primera vez esta receta agridulce con melocotones entendí que este tipo de carne también servía para platos suaves, originales y con ese toque a tierras lejanas que tanto gusta para variar los menús de vez en cuando.

La única dificultad que podéis encontrar en este plato es que la carne, al ir haciéndose lentamente para que ablande, no puede quedar sin salsa, por lo que tendréis que vigilarla y estar pendientes de ella, añadiendo pequeñas cantidades de agua si veis que se consume el líquido y la carne aún no está tierna. Por eso, os aconsejo que le pidáis a vuestro carnicero que os la pique en trozos pequeños.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Costillas de cerdo troceadas 800 g
  • Maizena 2 cucharadas
  • Aceite de girasol o maíz 50 ml
  • Cebolla morada 1
  • Pimiento rojo 100 g
  • Pimiento verde 100 g
  • Pimiento amarillo 100 g
  • Agua 100 ml
  • Diente de ajo 2
  • Azúcar 2 cucharadas
  • Vinagre de vino blanco 30 ml
  • Salsa de tomate 30 ml
  • Salsa de soja 30 ml
  • Melocotón (aproximadamente) cortados en cuartos 370 g

Cómo hacer costillas de cerdo agridulce con melocotones

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 h 30 m

Comenzaremos salando la carne y posteriormente pasándola por la harina de maíz para rebozarla. Calentamos una cacerola con el aceite y salteamos las costillas hasta que estén doradas. Reservamos en un plato.

Por otro lado picamos en trozos medianos la cebolla y los pimientos, los añadimos a la olla y a fuego fuerte y sin dejar de moverlos los sofreímos durante unos minutos. Añadimos la carne a las verduras y posteriormente el agua, los dientes de ajo, el azúcar, el vinagre, la salsa de tomate y la salsa de soja.

Costilla de cerdo agridulce con melocotones

Proseguimos la cocción durante una hora y cuarto, vigilando que no se nos pegue y en tal caso, añadiendo pequeños pocillos de agua para mantener la misma cantidad de salsa agridulce. Cuando falten unos veinte minutos para terminar la cocción añadir los melocotones en cuartos, dejando que se hagan lentamente junto con la costilla de cerdo.

18 votos

Con qué acompañar las costillas agridulces

Este plato de costillas de cerdo agridulce con melocotones se puede acompañar perfectamente con una ración de arroz en blanco, pero los melocotones guisados con la carne forman una guarnición exquisita que hace que el plato casi, casi, no precise de nada más, salvo un poco de buen pan en la mesa para dejar los platos limpios.

En Directo al Paladar | Costillas de cerdo en salsa teriyaki, nuestra receta para compartir
En Directo al Paladar | Costillas de cerdo con salsa agridulce de melocotones. Receta de Navidad

Temas
Inicio