Compartir
Publicidad

Ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza: receta fácil, rápida y resultona

Ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza: receta fácil, rápida y resultona
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta ensalada de queso de cabra y piñones es contundente y una excelente opción para servir como entrante a la hora de la comida o como plato único en la cena. Recomendamos compartir entre dos o colocar en el centro de la mesa junto con otras tapas y raciones, para que cada cual picotee de ella al gusto.

Los ingredientes que la componen funcionan muy bien entre si. Ese aliño de mostaza, miel y limón, junto con el dulzor de los piñones y el sabor punzante del queso de cabra, ligeramente tostado y fundente, son capaces de hacernos perder los papeles. La ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza es fácil, rápida de preparar y muy resultona.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Tomate 1
  • Mezclum (variedad de hojas verdes)
  • Queso de cabra medallón 1
  • Piñones 25 g
  • Aceite de oliva virgen extra 50 ml
  • Vinagre balsámico 10 ml
  • Mostaza de Dijon (1/2 cucharadita) 3 g
  • Zumo de limón 5 ml
  • Miel (1 cucharadita) 3 g
  • Sal

Cómo hacer ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m

Comenzamos por el aliño del que, recomiendo, hagáis más cantidad de la indicada arriba. Lo podéis guardar en un biberón en la nevera. Dura semanas, por lo que siempre lo tendréis a mano para aderezar ensaladas. Para su elaboración, tan sólo tenemos que mezclar el aceite, el vinagre, la mostaza, el zumo de limón, la miel y un poco de sal en un cuenco y batir con unas varillas hasta emulsionar. Reservamos hasta el momento de su uso.

Pasamos a preparar la ensalada en sí. Bueno, más bien a montar la ensalada, porque en esto consiste esta receta realmente. Con un cuchillo bien afilado, cortamos seis o siete rodajas finas de tomate. Mejor si son de la parte central porque, así, nos saldrán todas del mismo tamaño y la presentación quedará más estética. Colocamos todas, menos una, dentro de un aro de emplatar, cubriendo las paredes. Cubrimos la base con la rodaja reservada.

Rellenamos el interior del aro con un puñado de mezclum, que apretamos bien dentro de la mano para que las hojas queden compactas. De esta manera, cuando retiremos el aro, las hojas no se esparcirán por todo el plato (aunque pierdan algo de su forma). Podemos usar cualquier tipo de hoja verde que nos guste o tengamos a mano: espinacas baby, canónigos, escarola, etc.

Apretamos las hojas y retiramos el aro con cuidado. Las rodajas de tomate caerán hacia el exterior, formando una especie de flor. Regamos el mezclum con parte del aliño y usamos el resto para dibujar un cordón alrededor de la ensalada. Esparcimos los piñones, que habremos tostado previamente en una sartén, sobre el cordón.

Engrasamos el queso con un poco de aceite. Calentamos una plancha a temperatura máxima. Cuando la plancha esté bien caliente, colocamos el queso sobre la misma, cara engrasada hacia abajo. Se dora rápidamente, por lo que hay que estar atentos para que no se queme. Cuando el borde inferior comience a mostrar un tono tostado, lo retiramos con una espátula y lo colocamos sobre el mezclum.

Ensaladadequesocabra650ma

Con qué acompañar la ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza

Esta ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza es una buena solución para cuando nos falta el tiempo para cocinar. Podemos tener el aliño preparado, así como el aro relleno del tomate y mezclum, y montarla con el queso en el último momento. Es muy sabrosa y, aunque no es la ensalada más ligera del mundo, es una sana alternativa que disfrutar en épocas de calor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio