Compartir
Publicidad

Pochas guisadas con costillas. Receta

Pochas guisadas con costillas. Receta
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por fin un plato de legumbres, qué ganas tenía. Ya sabéis que las alubias frescas o pochas son una opción genial para los primeros fríos ya que se pueden encontrar en verano y están listas tras una cocción breve sin necesidad de remojo previo. Con ellas he preparado esta deliciosa receta de otoño, unas pochas guisadas con costillas que disfrutamos enormemente.

Como no siempre es fácil encontrar pochas, os recuerdo que este mismo guiso se puede realizar con judías, fabas, alubias o cualquier variedad de habichuelas secas de las que encontramos en los supermercados, aunque si tenéis oportunidad de encontrar pochas frescas, no lo dudéis y haceros con una buena cantidad.

Yo las compré el otro día en San Sebastián, cuando asistí a la presentación de la ginebra Burrough's en el Basque Culinary Center, y aproveché unas horas libres para recorrer el mercado de la Bretxa y comprar allí estas deliciosas pochas frescas que en Madrid nos cuesta mucho encontrar.

Ingredientes para 6 raciones

  • 700 gr de pochas frescas, 1 tomate, 2 pimientos tipo Getaria o Padrón, 1/2 cebolla o cebolleta, 6 costillas de cerdo, 1 zanahoria, 2 dientes de ajo, guindillas frescas o en vinagre para acompañar, aceite de oliva virgen extra y sal

Cómo hacer pochas guisadas con costillas

Para empezar, freímos las costillas de cerdo en una sartén con aceite de oliva. Como la cocción de las pochas es menor que la de las alubias secas, ponemos las costillas de cerdo a cocer antes de nada, para que estén bien tiernas al mismo tiempo. Si usásemos alubias secas, podríamos poner todo a la vez ya que su cocción es más larga. Entre tanto vamos con el resto de la receta.

Pelamos y picamos el tomate en cuadraditos medianos, y la cebolleta y los pimientos lo más pequeños que podamos. Hacemos un sofrito con esos ingredientes en la misma cacerola donde vamos a cocinar las pochas, y cuando esté preparado, añadimos las alubias y las cubrimos con agua fría.

Cuando comiencen a hervir, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se vayan haciendo poco a poco. En ese momento trasladamos las costillas de cerdo que estábamos cociendo aparte y las introducimos en la cazuela de las pochas. Si después hay que añadir más líquido al guiso podemos usar el agua donde cocieron las costillas.

El tiempo de cocción irá desde 30 minutos si las pochas están casi verdes a una hora aproximadamente pero la única forma de averiguarlo es ir probando las pochas de cuando en cuando para que estén bien tiernas pero que no se nos deshagan. Si hay que remover es mejor hacerlo con cuidado para que no se rompan las pochas. Lo preferible es mover la cacerola agarrando sus asas y no meter una cuchara dentro.

pochas con costillas paso a paso

Tiempo de elaboración | 1 hora aproximadamente Dificultad | Fácil

Degustación

Esta receta de pochas guisadas con costillas se suele acompañar con unas guindillas o piparras en vinagre o fritas. Esta receta contiene fundamentalmente legumbres y se complementa con las proteínas de las costillas, por lo que es un alimento completo que puede ser consumido como plato único. Un poco de pan y a disfrutar.

En Directo al Paladar | Gildas calientes. Receta de aperitivo En Directo al Paladar | Pochas guisadas con chorizo. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio