Compartir
Publicidad

Focaccia de aceitunas y tomates confitados. Receta

Focaccia de aceitunas y tomates confitados. Receta
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta receta de focaccia de aceitunas y tomates confitados es una ligera variación de la original. La he preparado varias veces y cada vez que la pruebo me gusta más. En esta ocasión usé la mitad de las medidas originales, pero como sólo éramos cuatro comensales tuvimos suficiente.

Lo que más me atrae de esta masa es que su interior queda esponjoso y blando y el exterior crujiente, formando un contraste delicioso. La he probado tanto caliente como fría y de las dos formas os la recomiendo. Si sobra algún trozo, algo difícil, guardadlo cerrado en una bolsa para que no se endurezca.

Ingredientes para 4 personas

  • 250 g de harina blanca de fuerza, 25 g de levadura fresca de panadero, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharadita de sal, 125 ml. de agua templada, 200 g de tomates cherry, tomillo, aceite y sal.

Cómo hacer focaccia de aceitunas y tomates confitados

Empezamos mezclando la levadura en un bol pequeño con una cucharadita de azúcar, otra de harina y un chorrito de agua templada. Mezclamos bien y dejamos fermentar unos 10 minutos, después de éste tiempo aumentará de volumen, significa que está lista para su uso.

En un bol grande, aparte, mezclamos la harina, sal y aceite. Le unimos la levadura fermentada y vamos añadiendo el agua, poco a poco, hasta obtener una masa elástica e uniforme que se despegue de las manos. La cubrimos con un trapo seco y limpio, dejándola levar en un lugar sin corrientes hasta que doble su volumen, más o menos una hora.

pasoapaso

Mientras, en una bandeja de horno, colocamos los tomates cherry enteros, los regamos con aceite de oliva y los horneamos a 140ºC durante 30 minutos, para que confiten. Pasado este tiempo, los sacaremos del horno y los dejaremos enfriar.

Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo, y la colocamos en una bandeja de horno. Con los dedos marcamos toda su superficie. Repartimos por encima los tomates, las aceitunas y el tomillo. Regamos con aceite de oliva y dejamos levar hasta que doble el volumen, unos 30 minutos.

Por último, cocemos la focaccia en el horno precalentado a 200ºC aproximadamente unos 20 minutos. Cuando la saquemos del horno, podemos volverla a rociar con un chorrito de aceite de oliva virgen. Servir templada.

Tiempo de elaboración | 2 horas y media Dificultad | Media

Degustación

Esta receta de focaccia de aceitunas y tomates confitados es sólo una propuesta dentro de todas las variaciones que podéis hacer con esta masa. Admite cualquier tipo de ingrediente para acopañarla, desde embutidos a quesos, incluso espolvoreada únicamente con sal gruesa y aceite de oliva está exquisita. Probadla y ya me diréis.

En Directo al Paladar | Pan integral con semillas. Receta con Thermomix En Directo al Paladar | Focaccia con peras, tocino y gorgonzola. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio