Receta de bannock escocés, una torta de pan de avena para hacer en la sartén sin amasados ni levados

Receta de bannock escocés, una torta de pan de avena para hacer en la sartén sin amasados ni levados
Sin comentarios
36 votos

No hace falta esperar o limitarse al primer día de mayo para preparar un bannock en casa, aunque nunca está de más aprovechar la excusa de las tradiciones. Esta masa de origen muy antiguo, como ya comentamos, tiene multitud de variantes pero la más sencilla es siempre la más efectiva y versátil. A partir de ella ya podremos experimentar con variantes, por ejemplo agregando pasas u otras frutas.

La primera vez que nos enfretamos a elaboraciones tradicionales de otras culturas, como en este caso con el pan escocés, siempre es buena idea guiarse por la experiencia de quien lleva mucho tiempo preparándolas en su casa. Así que nos hemos basado en las indicaciones de esta familia escocesa, dividiendo las cantidades para hacer un solo pan, y el resultado ha sido estupendo.

Es de esas recetas que hay que atinar un poco a ojo en cuanto a la cantidad de líquidos y sólidos, pero resulta muy fácil dominar la masa porque realmente no hay mucho que domar. Este falso pan no se amasa, y se aconseja además no hacerlo para no desarrollar demasiado el gluten, y admite además ajustar el grosor al gusto según se prefiera una torta más fina y crujiente, o más gruesa para poder abrir por la mitad, como ha sido nuestro caso.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Leche 250 ml
  • Zumo de limón colado 30 ml
  • Harina de avena (o copos molidos) 165 g
  • Harina de trigo 130 g
  • Sal (3/4 cucharadita) 3 g
  • Bicarbonato sódico (1 cucharadita rasa) 5 g
  • Mantequilla o aceite para engrasar

Cómo hacer pan bannock escocés

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 25 m
  • Reposo 20 m

En primer lugar, hacer el sustituto de buttermilk casero mezclando la leche con el zumo de limón recién exprimido y colado. Dejar reposar a temperatura ambiente mínimo 20 minutos.

Mezclar en un recipiente la harina de avena, la harina de trigo, la sal y el bicarbonato. Hacer un hueco en el centro y echar poco a poco la leche "cortada", mezclando suavemente al mismo tiempo. No necesitaremos toda la leche, aproximadamente unos 190-220 ml, pero depende del tipo de harinas.

Bannock Pasos

Cuando se tenga ya una masa maleable, no pegajosa, algo tosca, trabajar sobre una superficie limpia sin amasar, compactándola en forma de disco. Debe quedar con un diámetro algo inferior a la sartén que usemos, unos 18-20 cm, o según nos guste más o menos grueso.

Marcar la típica cruz encima con un cuchillo o similar y calentar la sartén de hierro. Engrasar con mantequilla o aceite y cocinar la masa a fuego medio unos 15-20 minutos, hasta que esté ligeramente tostado. Dar la vuelta y cocinar el mismo tiempo o algo más si es muy grueso por la otra cara.

36 votos
Navaris Sartén de Hierro Fundido - Cast Iron Skillet curado y con Dos Mangos - Sartén de Hierro Mineral para inducción Horno Plancha Gas - 25 CM

Navaris Sartén de Hierro Fundido - Cast Iron Skillet curado y con Dos Mangos - Sartén de Hierro Mineral para inducción Horno Plancha Gas - 25 CM

Con qué acompañar el pan bannock escocés

El bannock se puede tomar recién hecho caliente, o frío y cortado en las cuatro porciones marcadas. Es mejor dejarlo enfriar para cortar cada cuarto por la mitad longitudinal como si fuera un sámdwich, tostando las dos mitades para tomarlas con mantequilla y mermelada, o aceite de oliva virgen extra y los complementos que más nos gusten: miel, queso, aguacate, tomate, jamón, etc. Si es más fino se puede tomar tal cual acompañando una sopa, crema o guiso.

En DAP | Cómo hacer piadinas italianas, la receta de pan plano en sartén sin levadura que te solucionará muchas comidas y cenas
En DAP | Oatcakes o galletas de avena saladas: un clásico escocés ideal para el picoteo (sin levadura ni harina)

Temas
Inicio