Compartir
Publicidad
Publicidad

Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas. Receta

Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Confieso que yo consumo calabaza regularmente a lo largo de todo el año, gracias a que mi padre consigue una gran cosecha que nos dura meses, pero es verdad que en otoño e invierno apetece mucho más. Esta receta de crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas es una de mis favoritas.

La manzana y la calabaza combinan muy bien en platos dulces y salados, así que emplear una parte de sidra para cocer la hortaliza sólo puede dar buenos resultados. El amargor de la rúcula y el punto crujiente de las avellanas añaden un contraste de sabores y texturas delicioso.

Ingredientes para 4-6 personas

  • 700 g de calabaza pelada y sin semillas, 1 cebolla dulce, 1 trocito de jengibre fresco, 1 nabo o 1 patata mediana, 350 ml de sidra, 300-400 ml de caldo de verduras o agua, 1 hoja de laurel, 50 g de brotes de rúcula, 1 puñado de avellanas, cúrcuma molida, comino molido, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas

Pelar y picar la cebolla dulce. Trocear la calabaza y el nabo o patata pelados en cubos. Calentar un poco de aceite de oliva en una olla o cazuela y pochar la cebolla a fuego medio unos minutos. Añadir el jengibre pelado y picado y dar unas vueltas.

Agregar la calabaza y el nabo o patata, salpimentar ligeramente y sazonar con comino y cúrcuma. Cubrir con la sidra, dejar cocer 3 minutos y añadir el caldo. Echar la hoja de laurel, llevar a ebullición, tapar y dejar cocer a fuego medio-bajo durante unos 20 minutos.

Retirar el laurel y triturar con una batidora ajustando el nivel de líquido al gusto. Corregir de sal y dar otro golpe de pimienta negra. Pelar unas avellanas, tostar ligeramente en una sartén sin engrasar y picar groseramente.

Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas. Receta

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Servir la crema de calabaza a la sidra en cuencos individuales y acompañar de los brotes de rúcula y las avellanas para que cada comensal se sirva a su gusto. Es un estupendo primer plato otoñal o una cena ligera muy reconfortante.

En Directo al Paladar | Ensalada de calabaza asada y rúcula con aliño balsámico. Receta
En Directo al Paladar | Sopa cremosa de calabaza al curry con garbanzos y espinacas. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos