Publicidad

Oatcakes o galletas de avena saladas: un clásico escocés ideal para el picoteo (sin levadura ni harina)

Oatcakes o galletas de avena saladas: un clásico escocés ideal para el picoteo (sin levadura ni harina)
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Crujientes, sencillas, humildes y deliciosamente adictivas, las oatcakes o galletas de avena son una elaboración tradicional originaria de tierras escocesas que hoy cuentan con gran popularidad en toda Gran Bretaña, acompañando el té, untadas con mantequilla y mermelada o, mejor aún, combinadas con quesos.

El término cake puede dar lugar a confusión, porque hoy solemos relacionarlo más con pasteles y tartas. En realidad puede designar a cualquier masa dulce o salada, y estas pastas fueron durante mucho tiempo una mera cuestión de adaptar los escasos recursos a las difíciles condiciones de vida de una región fría y muy húmeda. Aguantan muy bien durante muchos días en la despensa.

Existen numerosas versiones de estas galletas, algunas más dulces y otras más suaves y tiernas. Esta es una ligera adaptación de la receta de Nigella Lawson, que aboga por su cara más simple: copos de avena, poca mantequilla y agua hirviendo. La única dificultad está en ajustar sobre la marcha la cantidad de líquido, ya que dependiendo del tipo de avena podemos necesitar más o menos agua.

En España es raro que encontremos tipologías específicas de copos de avena, cuando los británicos diferencian en grosores y refinamientos (porridge, medium oats, coarse oats, pinhead oatmeal...). Combinar diferentes tipos nos daría unas galletas de textura más interesante, pero con una avena normal de supermercado, la que podríamos consumir cruda con leche o yogur, nos quedarán estupendas.

Ingredientes

Para 25 unidades
  • Copos de avena (mejor si son finos o pequeños) 200 g
  • Mantequilla sin sal derretida 15 ml
  • Agua recién hervida (aprox.) 200 ml
  • Sal 1 buena pizca
  • Bicarbonato sódico 1 pizca (opcional)
  • Semillas de alcaravea o de comino al gusto (opcional)

Cómo hacer oastcakes o galletas saladas de avena

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 20 m

Precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo, y preparar una o dos bandejas con papel de hornear. Derretir la mantequilla en una sartén pequeña o en el microondas para obtener 15 ml.

Mezclar en un recipiente los copos de avena con la sal, el bicarbonato (opcional, simplemente ayuda a dar una mejor textura), las semillas si se usan, y la mantequilla. Poner el agua a calentar en un cazo y llevar a ebullición, apagando el fuego.

Echar entonces 100 ml de ese agua, combinando bien. Lo más probable es que necesitemos echar el resto de agua, pero es mejor hacerlo poco a poco, mezclando con la espátula, para no pasarnos. Debe quedar una masa húmeda y maleable, no pegajosa, cohesionada y que se despegue de las paredes del recipiente. Si estuviera muy seca, calentar un poco más de agua y echar pequeñas cantidades.

Oatcakes. Pasos

Amasar un poco a mano en el recipiente o sobre la mesa. Poner sobre una lámina de papel de horno o de silicona y extender con el rodillo dejándola lo más fina posible. Si se pegara un poco, usar otra hoja de papel encima. Cortar galletas con un cortador redondo o un vaso, no muy grande.

Distribuirlas en las bandejas, sin necesidad de separarlas demasiado, y hornear durante unos 15-20 minutos, hasta que se vean ligeramente doradas y firmes. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar las oatcakes

Como comentábamos al principio, lo más típico es servir estas galletas saladas de avena con quesos, pero son realmente versátiles y admiten muchos acompañamientos. Se pueden untar con mantequilla y mermelada, patés o cremas untables vegetales, miel, fiambre o pescado ahumado... Por sí solas son un picoteo muy rico, especialmente si las hemos aromatizado con semillas de comino o alcaravea.

En Directo al Paladar | Bollitos de avena, almendra y semillas: receta saludable baja en hidratos
En Directo al Paladar | Receta de galletas integrales de espelta y avena para desayunos y meriendas (o en versión salada para acompañar quesos)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios