Publicidad

Receta de galletas integrales de espelta y avena para desayunos y meriendas (o en versión salada para acompañar quesos)

Receta de galletas integrales de espelta y avena para desayunos y meriendas (o en versión salada para acompañar quesos)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Se asocian a una marca concreta, pero en realidad las "digestive" son un tipo de galleta como tantas otras, y son muchos lo fabricantes que las elaboran. Ya sabemos que se llaman así porque originalmente se pensaba que el uso de bicarbonato tenía propiedades antiácidas; hoy simplemente se han quedado con el nombre para identificar unas galletas semiintegrales y no muy dulces.

Quien busque una textura crujiente pero suave, saciantes pero nada pesadas, perfectas para mojar y muy versátiles, disfrutará con estas galletas integrales de espelta y avena. La receta original propone bañarlas en chocolate para convertirlas en un bocado más dulce y tentador, o reducir el azúcar para convertirlas en un complemento de las tablas de quesos.

Ingredientes

Para 40 unidades
  • Harina de espelta integral 120 g
  • Harina de espelta 300 g
  • Copos de avena 70 g
  • Mantequilla sin sal fría 180 g
  • Panela o azúcar moreno (mejor si es húmedo) 110 g
  • Sal gruesa 3 g
  • Bicarbonato sódico 6 g
  • Canela molida 4 g
  • Leche 150 ml
  • Miel de abejas 15 ml
  • Esencia de vainilla 2 ml

Cómo hacer galletas integrales de espelta y avena con canela

Dificultad: Media
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 1 h

Si tenemos un procesador de alimentos, la masa se hace muy fácil en un momento. Colocar las harinas, la avena en copos, la panela o azúcar moreno, la sal, el bicarbonato y la canela en el cuenco del robot, y agregar la mantequilla fría cortada en cubos pequeños. Procesar hasta integrar todo y obtener como migas húmedas.

Incorporar la leche fría y la miel con la vainilla, y volver a triturar, removiendo la masa si fuera necesario, hasta obtener una masa homogénea que se pueda integrar. Añadir un poquito de leche más si estuviera muy seca. Si no tenemos robot, usar batidora de varillas o las manos limpias.

Galletas Integrales

Dividir en dos, formar discos y envolver cada uno en plástico film. Llevar a la nevera como mínimo 1 hora. Mientras tanto, preparar dos bandejas y una superficie de trabajo limpia con dos hojas de papel de hornear.

Precalentar el horno a 175º c con ventilador. Sacar una porción de masa y estirar sobre el papel usando un rodillo, cubriendo con la otra mitad o usando el plástico film. Dejar un grosor de unos 4-6 mm y cortar galletas redondas de unos 6-7 cm de diámetro. Repartir en las bandejas y continuar con la masa sobrante.

Pinchar las galletas con un tenedor y hornear una bandeja cada vez durante unos 10-15 minutos, hasta que estén doradas o ligeramente tostadas. Dependerá del tamaño y el grosor. Esperar uno o dos minutos fuera del horno antes de llevar a una rejilla para enfriarse por completo.

Galletas Integrales

Con qué acompañar las galletas integrales

Como siempre, este tipo de galletas integrales con avena al estilo digestive van muy bien con un vaso de leche fría o caliente, bebida vegetal, café o té. Si estamos muy golosos podemos bañarlas en chocolate fundido, o pintar una sola cara. También estarían muy ricas con nueces o almendras picadas. Si las queremos más saladas, podemos reducir el azúcar a la mitad o incluso menos, y cambiar la canela por un poco de pimienta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir