Publicidad

Cómo hacer galletas digestive en versión casera

Cómo hacer galletas digestive en versión casera
13 comentarios
HOY SE HABLA DE

Las digestive biscuits son un tipo de galletas semidulces creadas a finales del siglo XIX en el Reino Unido, y su nombre proviene de la creencia de que tenían propiedades antiácidas. Hoy en día las comercializan multitud de marcas, pero hacerlas caseras es muy fácil y, aunque obviamente no saben igual que las industriales, resultan deliciosas.

Adaptando esta receta estadounidense conseguimos unas galletas muy sabrosas, de textura suave, para darnos el capricho de vez en cuando y que son perfectas para acompañar un té. Por supuesto, no tienen nada de digestivas ni son saludables: son galletas, y están ricas.

Ingredientes

Para 18 unidades
  • Harina de trigo 55 g
  • Harina integral 170 g
  • Levadura química (1 cucharadita) 4 g
  • Sal 1/2 cucharadita
  • Mantequilla sin sal a temperatura ambiente 110 g
  • Azúcar glasé 70 g
  • Leche (aprox.) 50 ml

Cómo hacer galletas digestive

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 58 m
  • Elaboración 40 m
  • Cocción 18 m

Precalentar el horno a 175ºC y preparar un par de bandejas. Mezclar en un recipiente amplio las harina con la levadura química y la sal. Añadir la mantequilla y trabajar con un mezclador de pastelería, estrujándola con las manos o usando un robot de cocina. Añadir el azúcar, mezclar e ir incorporando la leche, poco a poco, hasta conseguir una masa suave, maleable pero no muy pegajosa.

Amasar ligeramente sobre una superficie limpia hasta conseguir una textura suave, añadiendo un poco de harina si fuera necesario. Estirar con un rodillo hasta dejar un grosor de unos 4-5 mm. Recortar las galletas usando un molde redondo o un vaso de unos 5-6 cm de diámetro.

Galletas Digestive. Pasos

Repartir las galletas en las bandejas. Decorar pinchándolas con un palillo o brocheta, o con un molde de letras especiales con la palabra “Digestive” en el centro. Hornear, una bandeja cada vez, durante unos 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado ligeramente. Esperar unos minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar las galletas

Las galletas digestive caseras resultan deliciosas a cualquier hora, y combinan de maravilla tanto con ingredientes dulces como salados, gracias a su naturaleza semidulce. Pueden acompañar el café del desayuno, las podemos mojar en un vaso de leche o chocolate para merendar, o también podemos degustarlas con queso y fruta. Hay tantas posibilidades como gustos diferentes.

En Directo al Paladar | Galletas de cardamomo y canela. Receta
En Directo al Paladar | Galletas "huella del pulgar" con mermelada. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios