Publicidad

Trucos para hacer una mermelada de naranja de película, aprovechando que están de temporada (con vídeo receta incluida)

Trucos para hacer una mermelada de naranja de película, aprovechando que están de temporada (con vídeo receta incluida)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Habéis hecho alguna vez mermelada de naranja en casa? Si la respuesta es no y la razón es que pensáis que es un rollazo o complicado, hoy venimos a demostrar lo contrario. Además de mostraros los trucos para una hacer una mermelada de naranja de película.

Aprovechamos que todavía es temporada de naranjas y que están a buen precio para disfrutarlas. Nos encantan tal cual, para tomar a media mañana o como postre, pero también para zumo. Sin embargo no siempre somos capaces de dar salida a la cantidad que compramos y hacer mermelada de naranja es una buena forma de evitar desperdicios.

Ingredientes

Para personas
  • Naranja 500 g
  • Agua 2 l
  • Azúcar (aproximadamente) 500 g

Cómo hacer mermelada de naranja

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 25 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 2 h 15 m

Calentamos el agua en una cacerola y hervimos en ella las naranjas enteras durante dos horas o hasta que la piel esté tierna. Dependiendo del tipo de naranja, este tiempo puede ser menor. Si fuera necesario, añadimos un poco más de agua para que las naranjas siempre estén sumergidas en ella.

Retiramos las naranjas del agua y reservamos una pequeña cantidad (por si se necesitara más tarde). Dejamos enfriar antes de cortar en finas tiras, retirando las pepitas si las hubiese. Pesamos la naranja (con sus jugos) y preparamos la misma cantidad de azúcar.

Introducimos ambos ingredientes en una cacerola y cocemos a fuego suave durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Retiramos del fuego y dejamos enfriar del todo antes de consumir. La mermelada espesa con el reposo, se puede aligerar (si lo consideramos necesario) con un poco del agua de cocer las naranjas que tenemos reservada.

Trucos para hacer una mermelada de naranja de película

La calidad de toda mermelada, no solo de la de naranja, empieza por usar fruta de temporada. Con más sabor y mejor textura, este aspecto garantiza un resultado óptimo. Además de ahorrarnos unos cuantos euros en la compra.

La fruta debe estar madura y en excelentes condiciones. Bien lavada, que no queden restos de posibles pesticidas o de esa capa de cera que se le suele aplicar a la fruta para que se vea más atractiva.

Las frutas más ácidas, como es este caso (y más aún si usamos naranjas amargas), necesitan añadir su peso en azúcar. El azúcar es un conservante natural gracias al cual nuestra mermelada de naranja durará meses en buen estado, si la guardamos en la nevera o la envasamos al vacío.

Se puede optar por reducir la cantidad de azúcar, pero hay que tener en cuenta que la textura de la mermelada será diferente, menos espesa, y que habrá que consumirla antes. Por ello lo mejor es hacer poca cantidad.

Como norma general para todas las mermeladas, la fruta no debe sobre cocerse porque podría perder sabor o, incluso, dejar un regusto a quemado. Tampoco hay que quedarse cortos con la cocción pues podría dar lugar a una fermentación perjudicial. Respetar los tiempos que indicamos en nuestra receta es clave.

Tradicionalmente, la mermelada de naranja se hace pelando, retirando la parte blanca, picando y blanqueando la piel en abundante agua hirviendo. Limpiando la naranja para despojarla de restos de membranas que amarguen el resultado y cociendo la carne con el azúcar. Añadiendo las pieles blanqueadas y dando un último hervor.

Este es el proceso más clásico. Perfectamente válido y delicioso, pero encontramos que es demasiado trabajoso. Como habréis podido comprobar, nuestra receta de mermelada de naranja es sencilla, esfuerzo y queda de película.

Con qué acompañar la mermelada de naranja

Además de para untar en las tostadas del desayuno, la mermelada de naranja se puede añadir a masas de panes y bizcochos o utilizar en vinagretas, marinadas y glaseados para carnes, aves y pescados. También aporta mucho sabor a gran variedad de salsas. Es un producto muy versátil.

En Directo al paladar | Mermelada de naranja amarga, el desayuno tradicional británico (con vídeo receta incluida)
En Directo al paladar | Receta de jamón asado con naranja y romero o cómo triunfar en la cocina con muy poco esfuerzo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios